Los seis pilares ambientales y sociales que deben estar en el Plan Nacional de Desarrollo de Peña Nieto

Organizaciones de la sociedad civil ofrecieron al gobierno seis puntos de gran relevancia para ser considerados dentro del Plan Nacional de Desarrollo, base de las políticas públicas del gobierno de Enrique Peña Nieto

Alejandra Crail / Teorema Ambiental

El respeto ambiental incluye el respeto a la vida humana y la calidad de vida de cada individuo, es por eso que para que el Plan Nacional de Desarrollo (PND) esté completo se deben considerar seis puntos claves para el progreso sostenible de México.

Estos puntos fueron analizados y presentados por el Grupo de Financiamiento para Cambio Climático, que nos abre el panorama con respecto a las necesidades que México tiene en materia ambiental y social.

El PND es el instrumento base de las políticas públicas de cada administración. El hecho de que éste considere el cuidado del medio ambiente dentro de sus estatutos es de gran relevancia, pues trae consigo el respeto a derechos fundamentales del ser humano establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Todas las propuestas están justificadas bajo el análisis del PND correspondiente al sexenio de Felipe Calderón (2007-2012).

Cambio climático

CAMBIO CLIMA PLANETADe acuerdo con las organizaciones, durante el sexenio pasado sí hubo un avance en el tema de cambio climático. En primera instancia fue considerado dentro del eje “Sustentabilidad ambiental” del PND y se estipuló la Ley General de Cambio Climático (LGCC), que es uno de los instrumentos más importantes que tiene México en esta materia.

Además se redujeron considerablemente las emisiones de dióxido de carbono (CO2) para 2012, situación que colocó a nuestro país en el ojo internacional por un avance significativo en reducción de emisiones para 2020 y 2050.

El Grupo considera que México ofreció una mayor apertura y participación de la sociedad civil en el desarrollo de las propuestas sobre la LGCC.

Sin embargo, aseguran, “no logró el cumplimiento de acciones dentro de diversos sectores”, entre ellos destacan el energético, automotriz y generación de gases efecto invernadero (GEI) a través de residuos.

En este sentido, las recomendaciones están encaminadas a tres puntos:

1.- Instrumentar una política del cambio climático de forma integral.

Para lograrlo es necesario que todas las secretarías lo contemplen en su agenda y así fortalecer los instrumentos en políticas públicas para cumplir los compromisos en esta materia, así como fomentar la participación ciudadana.

2.- Fomentar la evaluación periódica de la política de cambio climático nacional.

Es necesario el monitoreo que genere un sistema de información confiable.

3.- Transparentar los recursos públicos para cambio climático con el objetivo de cumplir las metas de reducción de GEI al 2020 y 2050.

Establecer criterios de asignación de recursos dentro del anexo 15 de CC del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), es indispensable.

Forestal

BOSQUEEl aprovechamiento responsable de los recursos naturales es clave para el desarrollo económico de un país, sin recursos naturales no hay crecimiento en ningún ámbito. México tiene un gran potencial en cuestión de recursos, sin embargo éstos han sido aprovechados de manera imprudente por lo que un giro en su uso es indispensable.

Los bosques y selvas mexicanos se han degradado principalmente por el cambio de uso de suelo que buscan sus habitantes para utilizarlos como espacios de ganadería y agricultura.

Las propuestas para este sector abarcan la correcta reforestación y restauración de estos ecosistemas con un sentido de “sostenibilidad social y económica”, es decir, que los pobladores de estas tierras puedan vivir de cuidar el ecosistema.

Para evitar la tala ilegal, se requiere mayores políticas de control y vigilancia, y que la producción maderable del país se concentre en impulsar la industria nacional y complementar el aprovechamiento maderable sustentable con el impulso a las plantaciones forestales comerciales.

En los incendios forestales se sugiere una estrategia de prevención y manejo del fuego, así como la difusión permanente y actualizada de información de la situación de los ecosistemas forestales y su producción.

La pérdida de bosques y selvas es una de las principales fuentes de emisión de GEI, por lo que detener su deforestación y degradación es clave para el desarrollo del país.

Energía

SECTOR ENERGETICO“En México el sector energético es el principal emisor de gases de efecto invernadero”, así sentencian las organizaciones que han creado las propuestas.

“De acuerdo al último Inventario Nacional de GEI, este sector contribuye 61 por ciento de las emisiones nacionales totales, de las que la generación de energía supone el 21 por ciento”, es decir, a nuestro país le urge generar energía limpia.

El documento enfatiza “La explotación de hidrocarburos como fuente energética debe ser abandonada progresivamente”, para lograrlo, recomiendan una reforma fiscal de fondo que permita disminuir la dependencia del sector público de la explotación del petróleo y reducir la carga fiscal que soporta Pemex.

Asimismo urgen a la generación de energía con fuentes renovables y el uso eficiente de ésta. Para esto es necesario impulsar el desarrollo e inversión en tecnologías limpias para el aprovechamiento de la energía, abandonar el modelo de grandes centrales eléctricas y la elaboración de un Programa Nacional de Aprovechamiento Sustentable de la Energía Renovable.

Además se promueve que de manera obligatoria 40 por ciento de la energía utilizada por edificios de instancia pública sea producida por fuentes renovables.

Movilidad y desarrollo urbano

MOVILIDAD URBANALa creciente densificación humana ha intensificado el uso del automóvil y desencadenado el desarrollo urbano sin planeación, situación que ha generado congestionamiento vial, contaminación del aire, deterioro del transporte público, entre otros.

Datos del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) revelan que 77 por ciento de la población vive en ciudades cuyos niveles de consumo de combustibles fósiles y el grado de motorización aumentan, “provocando que el transporte represente la segunda fuente de GEI en el país con un 22 por ciento del total”.

Por estas razones, el Grupo considera que los temas de la movilidad y el desarrollo urbano deben ser considerados como prioritarios dentro del PND y opinan que se debe homologar las políticas ambientales, de vivienda, desarrollo urbano, transporte y cambio climático para mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

La propuesta engloba el establecimiento de una política nacional de vivienda y desarrollo urbano —en todas sus expresiones— que evite la expansión de las ciudades para transitar a un modelo de desarrollo sustentable e inteligente, que incluya el desarrollo habitacional, reduzca el uso del automóvil y promueva el reciclaje urbano.

Igualdad entre mujeres y hombres

IGUALDADLas instituciones aseguran que la igualdad entre hombres y mujeres “debe ser un eje transversal para todos los planos del ejercicio del Estado” y que en materia de sostenibilidad ambiental debe reconocerse que, debido a la división sexual del trabajo, las mujeres y los hombres se integran de manera distinta y desigual en los diversos procesos.

Asimismo, resaltan que “las mujeres han visto aumentar sus cargas de trabajo conforme se degrada el medio ambiente” por lo que se requiere un reconocimiento pleno del marco en derechos humanos que permita que las mujeres se integren a los procesos del desarrollo sostenible y participen activamente en todos los niveles de los mismos.

Derechos humanos

DERECHOS HUMANOSEste último punto debe ser la base del Plan Nacional de Desarrollo. El Estado debe asumir el mandato derivado del marco normativo y de los distintos instrumentos de derechos humanos e integrarlos de manera transversal en la lógica de las políticas públicas y el quehacer del gobierno.

El documento finaliza recalcando que “la lógica económica, utilitarista y funcional no puede ser el eje de los procesos de producción, consumo y relación con los recursos naturales exclusivamente (…) deben estar supeditados al marco de los derechos humanos, en donde el desarrollo sostenible juega un papel fundamental”.

Estos seis pilares definitivamente deben estar considerados dentro el Plan Nacional de Desarrollo. Tomarlos en cuenta como agentes aislados dentro del desarrollo de México sólo traerá beneficios mínimos, sin embargo, si se les considera como lo que son, agentes en común, relacionados entre sí, definitivamente México estará más cerca de alcanzar ese desarrollo sostenible que, por fin, concentre las necesidades económicas, sociales y ambientales en un mismo eje para beneficio de toda la población.