Ensenada tendrá que "aguantar" a su alcalde hasta el 30 de noviembre de 2013

El alcalde de Ensenada -Enrique Pelayo Torres- anunció este día que continuará en su cargo hasta el próximo 30 de noviembre, por lo que este año no contendrá por un nuevo puesto de elección popular.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

9 de abril de 2013.- Con esta declaración el polémico edil terminó con las especulaciones de que dejaría la presidencia municipal para ocupar una curul, de representación plurinominal, en la próxima legislatura de Baja California.

“Aquí me van a tener que aguantar hasta el día 30 de noviembre”, expresó tajante Pelayo Torres.

Apenas el 18 de marzo pasado el jefe de la comuna reveló que Fernando Castro Trenti le ofreció, y él aceptó, ser diputado plurinominal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), puesto al cual llegaría sin problemas ya que la oferta fue ser el número 1 en la lista de esos representantes populares, y esto sin tener que hacer una campaña.

Pero cuando le informaron que tenía que renunciar a la Presidencia Municipal de Ensenada -que ocupa desde el 1 de diciembre de 2010- a más tardar el 9 de abril, a fin de que su postulación se apegara al marco constitucional de Baja California, Pelayo Torres quiso imponer una condición: Permanecer en el cargo hasta septiembre de este año a fin de terminar los pendientes que tiene como gobernante, entre ellos bachear las maltrechas calles de la ciudad-puerto.

Para ello, dijo, solicitaría un amparo y en caso de no obtenerlo, o que se le quisiera obligar a renunciar, «que (los priístas y Castro Trenti) se queden con su candidatura».

Así, este martes 9 de abril, al cumplirse el máximo tiempo permitido por la Constitución estatal y la ley electoral de Baja California para pedir licencia a su cargo, simplemente anunció: «Mejor me quedo»

Y agregó: “Les cumplí. Yo no me fui. Aquí me van a tener que aguantar hasta el día 30 de noviembre, y voy a cumplir con todos mis compromisos que hice”.

Antes, Pelayo Torres renunció a la precandidatura del PRI a la gubernatura y cuando la dirigencia nacional de ese partido impuso como candidato «de unidad» a Fernando Castro Trenti -designación que el Revolucionario Institucional disfrazó con una supuesta precandidatura a la cual se sumaron cinco de los siete contendientes al mismo puesto electoral-, viajó a México para presionar a que su coordinadora de Gabinete, Sonia Blancket, fuera designada candidata del partido tricolor a la Presidencia Municipal de Ensenada.

Rechazada su propuesta por las bases del PRI en Ensenada, decisión que posteriormente hizo suya la dirigencia nacional del partido, Pelayo Torres tuvo que negociar con Castro Trenti quien le ofreció ser diputado estatal por la vía plurinominal, lo cual se interpretó como «una salida digna» de Pelayo a la alcaldía de Ensenada.

Hoy esa opción quedó cerrada y los ensenadenses tendrán que «aguantar» al edil hasta el último día oficial de su mandato: el 30 de noviembre de 2013.