Pinochet recibió apoyo de El Vaticano para derrocar a Salvador Allende

Un cable de 1973 develó cómo el secretario de Estado Vaticano, Giovanni Benelli expresó a diplomáticos estadounidenses que «los izquierdistas han logrado crear una situación en la que el Papa sería atacado por los moderados si defiende la verdad en Chile».

La Repubblica / Diario Pueblo

Un cable de Wikileaks publicado por el diario italiano La Reppublica, mostró que El Vaticano apoyó el golpe de estado que Augusto Pinochet encabezó en Chile en 1973 y minimizó los abusos cometidos durante su régimen.

El documento muestra declaraciones del entonces sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano,Giovanni Benelli, fechado el 18 de octubre de 1973, donde se expresa “su grave preocupación, y la del Pontífice (Pablo VI), sobre la exitosa campaña internacional izquierdista para falsear completamente las realidades de la situación chilena”.

“El Papa ha estado bajo dura presión interna en la Iglesia, especialmente desde Francia, para hablar contra los excesos de la Junta” de Pinochet. Y que “pese a los esfuerzos del Vaticano, la propaganda izquierdista ha tenido un éxito notable incluso con algunos de los cardenales más conservadores y con prelados que parecen incapaces de considerar la situación con objetividad. El resultado es que los izquierdistas han logrado crear una situación en la que el Papa sería atacado por los moderados si defiende la verdad en Chile“, indica el documento.

“El Vaticano está convencido, y la Nunciatura ha confirmado, que durante los últimos meses del Gobierno de Allende, la Embajada de Cuba estaba sirviendo como arsenal para distribuir armas fabricadas en Europa del Este a los obreros chilenos”, añade.

En relación a los abusos y represión cometidos durante el régimen militar de Pinochet, el clérigo dijo que “como es natural, desafortunadamente, tras un golpe de Estado, hay que admitir que ha habido algún derramamiento de sangre en las operaciones de limpieza en Chile”, pero indicó que las historias reflejadas en medios internacionales, en las que “hablan de una represión brutal no tienen fundamento”.

El informe fue escrito por la embajada de Estados Unidos en Roma y se trata de un cable clasificado como “SECRETO” bajo el código “EXDIS”, el cual significa que es de máxima reserva.

La información fue publicada por el diario italiano La Repubblica, uno de los medios que están relacionados con Wikileaks para difundir los cables secretos que el movimiento de Julian Assange recolectó a través del mundo.