La concesión del alumbrado público en Ensenada eliminará subsidio de la CFE al Ayuntamiento

En caso que el Gobierno Municipal concesione el servicio de alumbrado público, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) retiraría un subsidio anual de 39 millones de pesos por concepto del cobro de impuesto por alumbrado público.

Periódico El Vigía / Monitor Económico

El alcalde Enrique Pelayo Torres informó que recibió un aviso de la CFE en el que advierte que al concesionar el alumbrado público, se establecerían condiciones diferentes a como está operando actualmente la paraestatal con los gobiernos municipales.

Eso, dijo el alcalde, podría ocasionar un grave daño a éste y próximos ayuntamientos, por lo que tendría que revisarse el impacto real.

Agregó que este aspecto y la manifestación en contra de la concesión del alumbrado a una empresa privada por parte de diferentes sectores, son las razones por las que aún no ha firmado el acuerdo que permitiría iniciar el procedimiento.

Reconoció que el otorgamiento de la concesión, así como el contrato para hacerlo ya están elaborados y aprobados por el Cabildo de Ensenada, por lo que él tendría la obligación de darle continuidad, pero antes pretende conocer los efectos y consecuencias reales de plasmar su firma.

Actualmente la CFE cobra el denominado Impuesto por Alumbrado Público a todos los usuarios, a pesar que se trata de una tributación que tendría que recaudar el ayuntamiento en el pago del predial.

El monto de lo recaudado se confronta con el consumo eléctrico del municipio por alumbrado público, y si hay un saldo en contra, el ayuntamiento cubre la diferencia.

Antecedentes

El pasado 14 de febrero la mayoría de los integrantes del Cabildo Municipal decidieron concesionar por 15 años el servicio de alumbrado público a una empresa privada, que después se supo es Led Lumina; sólo el regidor Anibal Santana Chaires votó en contra, hubo dos abstenciones, del alcalde Enrique Pelayo Torres y la regidora Carmen Íñiguez, y dos ausencias, del regidor Armando Reyes y el síndico procurador Carlos Escobar.

Anibal Santana cuestionó tanto el fondo como la forma de la convocatoria, y afirmó que no se hicieron las consultas técnicas necesarias, y que los términos de la licitación no permitían que un mayor número de empresas se enteraran de las bases.

El argumento para aprobar fue la precaria situación económica del Gobierno Municipal, que impide la prestación del servicio de alumbrado.

Ante la medida, cámaras empresariales demandaron anular las condiciones en que se privatizó el servicio de alumbrado público. Mario Zepeda Jacobo, presidente local de la Canacintra, sostuvo que “beneficiaron a una empresa al parecer del estado de Jalisco, y quizá a otros beneficiados que no son precisamente la población y la comunidad empresarial de Ensenada”.

El dirigente apuntó que los regidores tomaron tal decisión “no obstante las diversas opiniones por parte de la CFE, del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas, y de otros especialistas en el tema, así como la opinión de diversos organismos empresariales como la Canacintra, Coparmex, Canirac, Consejo Coordinador Empresarial, además de organismos civiles y de la población en general de Ensenada.

Afirmó que “no han buscado (los regidores) el bien común de la población y de la comunidad empresarial, que son quienes generamos los sueldos y prestaciones de que disfrutan”.