Sindicatura investiga dos compras irregulares de computadoras en el Ayuntamiento de Ensenada

El 1 de diciembre de 2012 el periódico El Mexicano, de Tijuana, Baja California, publicó un reportaje de Fernando Escobedo Camacho en donde se denuncia que el entonces director del Departamento de Informática del XX Ayuntamiento de Ensenada, licenciado Juan Antonio Guillén Sánchez, manipuló al Departamento de Adquisiciones del Ayuntamiento y a la Oficialía Mayor municipal para entregar a un proveedor aparentemente sin experiencia previa, la compra de un equipo electrónico con un valor millonario para la Secretaría municipal de Seguridad Pública. El pasado 12 de marzo de 2013, la Dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento de Ensenada boletinó que con esa fecha Guillén Sánchez  asumía el cargo de secretario de Desarrollo Social en la administración de Pelayo. Entonces, de acuerdo con la versión oficial, el presidente municipal aseguró que «por su trayectoria y excelente trabajo que desempeñó hasta este día en la Dirección de Informática, es que Juan Guillén es la persona indicada para dar continuidad a los proyectos en materia de Desarrollo Social». A los Cuatro Vientos platicó entonces con el síndico Carlos Escobar Hernández para conocer si su dependencia investigó la denuncia hecha por el diario El Mexicano. El licenciado no sólo confirmó partes de esa historia, dando detalles del por qué fue irregular la compra de ese equipo de cómputo, sino que reveló que había otra compra presuntamente ilegal de computadoras, éstas adquiridas durante la pasada administración municipal que presidió el hoy secretario estatal de Desarrollo Social, licenciado Pablo Alejo López Núñez. A continuación, A los Cuatro Vientos publica el trabajo periodístico de Fernando Escobedo y al terminar reproduce el audio con la entrevista al síndico procurador del XX Ayuntamiento de Ensenada, licenciado Escobar Hernández.

Compran computadoras en un taller mecánico

Destina municipio recursos federales

El director de Informática, Juan Guillén, pidió que se le compraran las computadoras a Héctor Maymes Candolfi, proveedor que tiene su domicilio fiscal en un taller mecánico e incluso se dedica a la venta de sistemas de riego en Maneadero.

Fernando Escobedo Camacho / El Mexicano

Con dinero federal proveniente del Subsidio para Seguridad Pública Municipal (Subsemun), la Dirección de Informática que dirige Juan Guillén, colocado en el puesto por Enrique Pelayo Navarro (hijo del alcalde municipal) decidió asignarle una compra directa de un millón 180 mil 435 pesos al propietario de un taller mecánico de la Zona Centro, esto, a pesar de que hubo una licitación en la que participaron 4 empresarios especializados en el ramo informático pero el Ayuntamiento la declaró desierta bajo el argumento de “no tener calidad para hacer dicha venta”.

“Apenas el pasado 17 de noviembre del 2011, a las 13:00 horas se llevó a cabo la reunión después de publicarse la licitación de la compra de las computadoras, dejándose en claro que se buscaba la compra de 7 laptops, 6 Ipads, 71 computadoras de escritorio, 20 para uso rudo (las cuales tendrían que ser montadas en las patrullas), 2 impresora láser blanco y negro, 2 impresoras a color, 8 cámaras digitales, 3 cámaras de alta definición, así como 8 tarjetas de memoria para las cámaras digitales, 2 para cámara de alta definición, 2 proyectores, 2 televisiones y un DVD.

“Todo este material tendría que ser destinado a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), entregarse en las instalaciones de la dependencia, Novena y Espinoza de la colonia Obrera dentro de los 20 días posteriores a la firma del contrato, y las computadoras de uso rudo tendrían que ser instaladas en el parque vehicular de la SSPM.

“A dicha reunión informativa y como participantes en la licitación estuvieron inscritos las empresas UNIRED computación y sistemas, Luis Roberto Maldonado García y MAX PC de México, entre otros, los cuales adquirieron las bases y el 25 de noviembre, a la misma hora que la primera cita, presentaron los empresarios sus proposiciones, es decir, cuánto costaba cada computadora y cómo podían adquirirlas, dejándole en claro que el 29 de noviembre les darían a conocer quién ganó.

“Todas las reuniones fueron en la sala de juntas Venustiano Carranza, sin embargo antes de que el Ayuntamiento, a través del oficial mayor Fernando Cacique decidiera a quién le comprarían las computadoras, éste le respondió a cada uno de los participantes que todas las propuestas habían sido fallidas, a uno de los participantes le respondió que “no especificaba en qué parte entregaría las computadoras y por ello quedaba desecha su propuesta, a otros, que no especificaba qué porcentaje de la computadora era nacional”.

“La Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios Públicos señala que en caso de darse una licitación de una compra y no encontrarse en un primer momento competidores se mande a una segunda licitación, sin embargo Cacique decidió declararla desierta y le pidió al director de Informática presentarle una propuesta directa, lo cual es ilegal por el monto de dinero que se estaría manejando, esto, a pesar de que el dinero no lo puso el Ayuntamiento, sino la Federación.

TALLER MECANICO COMPUTADORAS“Así, Juan Guillén, puesto en el cargo de Director de Informática por el hijo del alcalde, decidió presentar la propuesta directa para compra de Héctor Maymes Candolfi, quien tiene su dirección fiscal en avenida Ryerson 1469, Zona Centro; El Mexicano buscó al proveedor y observó que se trata de un taller mecánico e inclusive se dedica a la venta de sistemas de riego en Maneadero.

“El 20 de diciembre se hizo la orden de compra para Maymes Candolfi, a través de Marinne Azuela Sánchez, directora de Recursos Materiales, sellada por Oficialía Mayor (de la cual El Mexicano tiene una copia), dejándole en claro que podía entregar el material no 20 días naturales como marcaba en su momento la licitación, sino 35 días después y que la entregara no sería en Seguridad Pública, ni las computadoras montadas en las patrullas, sino en Recursos Materiales.

“Para esta compra se dio un anticipo del 30 por ciento y se dejó en claro que el 70 restante sería entregado cuando el proveedor entregara el equipo, lo cual no ha sucedido porque las computadoras aún no llegan.

“Los precios que entregó Maymes Candolfi son más elevados que algunas de las propuestas presentadas en un inicio, por ejemplo, en la orden de compra se especifica que cada Laptop marca Sony modelo Vaio VPC-EH24FX/B tendrá un costo de 10 mil 665 pesos y los participantes en la licitación lo estaban vendiendo en 9 mil 990 pesos, es decir, 675 pesos más barato, es decir, 4 mil 50 pesos más caras.

“Al dueño del taller mecánico también le compraron las 2 Ipads II, las cuales no se sabe para qué podrán utilizarla los agentes municipales o en manos de quién quedarían con un costo unitario de 13 mil 950 pesos; en la licitación no aparece la compra de una Laptop Macbook Pro Apple MC 725 LL/A, la cual tiene un costo promedio de 33 mil pesos, pero Héctor Maymes la vendió en 34 mil 375 pesos, es decir, mil 375 pesos por encima del promedio.

“Las 71 computadoras de escritorio que compraron estuvieron divididas en dos partes, las primeras 21 la compraron en 13 mil 215 pesos, cuando los proveedores las habían ofertado en 10 mil 800, es decir, 2 mil 415 pesos más, lo que equivale a 50 mil 715 pesos más caras; las otras 50 computadoras de escritorio se las pagaron a Maymes Candolfi en 10 mil 715 pesos, pero los proveedores la estaban vendiendo en 8 mil 400 pesos, lo que significa 2 mil 315 pesos más y en 50 computadoras estaríamos hablando de 115 mil 75 pesos más caro.

“Dos televisiones Sony Bravia la estaban vendiendo los proveedores en 5 mil 900 pesos, pero a la persona que la asignaron la compra directa las vendió en 13 mil 330 pesos; las computadoras que serían asignadas a las patrullas dentro del programa Plataforma México no fueron adquiridas y en promedio se compró el equipo 171 mil pesos más caro de lo presentado los proveedores, sin embargo en el Ayuntamiento nadie revisó dicha situación”.

La entrevista con el Síndico Procurador Carlos Escobar