La comida chatarra es buena … !para el mal humor!

Estás muy equivocado si crees que el mal humor se te va a quitar comiendo un plato de nachos con queso.

Para determinar el efecto que tienen las costumbres alimenticias en nuestro humor, investigadores de la Penn State University le pidieron a 131 universitarias que a lo largo del día describieran que habían comido y cual era su estado de ánimo. Encontraron que su humor frecuentemente empeoraba después de haber ingerido algún alimento chatarra.

Este estudio respalda otras investigaciones que demuestran que la comida y el estado ánimo están íntimamente relacionados. En 2012, un estudio publicado en la revista Public Health Nutrition mostró que los síntomas de depresión son más frecuentes entre las personas que ingieren más comida chatarra.

La relación entre comida y emociones es muy compleja. Por ejemplo, en un estudio publicado en 2010 se demostró que comemos más chocolate cuando estamos más deprimidos. Y en una encuesta realizada entre 1,300 psicólogos, el 43% de ellos afirmó que a pacientes con problemas emocionales les resulta más difícil manejar su peso.

De modo que la pregunta es, ¿ingerimos comida chatarra porque estamos deprimidos o nos deprimimos cuando ingerimos comida chatarra?

En la duda, un equipo de investigadores de Finlandia recomienda comer espinacas, frijoles, pescado y pollo no graso, pues estos alimentos son ricos en vitamina B y, según parece, esta vitamina tiene efectos antidepresivos. Como el chocolate (en cantidades moderadas), ya que este ayuda a producir hormonas del placer, como la serotonina.

AjamAsGCQAAbVcV