Manita de Puerco a la Honestidad

La renuncia de Miguel Jurado al PAN retrata la profunda crisis que aqueja al partido fundado por Manuel Gómez Morín.

Manuel Narváez Narváez/ A los Cuatro Vientos

Jurado Contreras es oriundo de Parral, Chihuahua, la tierra adoptiva del gobernador César Duarte. El ahora ex militante albiazul que en los años noventa encabezara a los usuarios de la banca contra los cobros leoninos de los banqueros, fue a la postre candidato a diputado federal por esa región; más adelante alcalde del pueblo que fue testigo del asesinato del centauro del norte, Pancho Villa, fue también delegado de la Reforma Agraria y ex diputado local plurinominal.

Con una amplia trayectoria dentro del panismo y conocido por su forma peculiar de hacer política, Miguel llevó a tal extremo la provocación que reventó la liga que lo unía a Acción Nacional desde hace poco más 18 años.

Hasta el martes era el precandidato panista con posibilidades reales de lograr el triunfo en uno de los municipios más importantes del estado grande; sin embargo, la euforia adelantada lo envolvió, que hasta quiso conformar una alianza con el PRI.

Esta fallida intentona sepultó la oportunidad del PAN de arrebatarle al priismo uno de sus principales y el más emblemático de sus bastiones. Por algún momento, hasta el gobernador del estado concibió la posibilidad de una candidatura común con Jurado, no sin generar las reacciones más desproporcionadas que suelen darse en la grilla.

Nadie sabe con certeza de dónde surgió semejante idea, pero lo que sí sabemos es que tanto Gustavo Madero, mentor  político de Miguel Jurado y Mario Vázquez, dirigente estatal del PAN en Chihuahua, atajaron cualquier posibilidad de alianza con el Revolucionario Institucional. Es contra natura, dejaron entrever.

Hacia el interior del partido, la militancia veía con estupor como se desarrollaban los acontecimientos. Al final, respiraron tranquilos una vez que se enteraron de la renuncia de Jurado a su militancia y a la virtual candidatura por la alcaldía de Parral.

Por su parte, el dirigente del comité municipal de Chihuahua capital, Miguel La Torre, sin más ni más tachó a Jurado Contreras de traidor, uno menos, atacó.

Para la dirigencia panista, en los tres niveles, la actitud de Miguel Jurado lisa y llanamente, como el amparo concedido por la Suprema Corte de Justicia a la francesa Florence Cassez, no corresponde a la de un buen militante, menos cuando éste buscó mezclar la pulcritud panista con el lodo tricolor.

Ahora bien, para la opinión pública nacional y para los panistas de Chiapas, Sinaloa, Durango, BCS y hasta de Veracruz, por citar algunos, nunca hubo rasgaduras de Alba y Mitra, cuando Manuel Espino, siendo presidente del CEN del PAN impulsaba la candidatura de un priísta chiapaneco, para competirle a Juan Sabines del PRD.

Yo no recuerdo que la militancia y simpatizantes azules se hayan levantado en contra de sus dirigentes por haber impuesto como candidatos a gobernador a traidores del PRI y del PRD; cito los casos de Malova en Sinaloa, de José Rosas Aispuru en Durango, de Rafael Moreno Valle en Puebla, de Mario Alberto Covarrubias Villaseñor en Baja California Sur y Miguel Ángel Yúnes en Veracruz

A mí me parece ruin satanizar a las personas por el simple hecho de aspirar a una comunión de ideas entre fuerzas políticas antagónicas en las urnas, sobre todo cuando proviene del partido que abraza el respeto a la dignidad de la persona.

En todo caso, esa ruindad solo degrada a quienes por conveniencia o por incongruencia, cohabitan sin rubor alguno, con los verdugos de la democracia, aprobando sin chistar todo lo que provenga de Peña Nieto y hasta halagarlo por las venganzas políticas disfrazadas de combate a la impunidad.

No es posible tragar pinole y chiflar a la vez. To be o no to be.  Afortunadamente la opinión pública es sabia y sabe diferenciar entre la hipocresía y la honestidad.

P.D. Se esperan más incongruencias entre lo que se dice y lo que se hace. En puerta machetazo a la democracia en nombre de la cuota y el género, cortesía de los machitos.

manuel narváez*Manuel Narváez Narváez. Editorialista de diversos medios de comunicación desde 1988. Ex -Diputado Federal y Local por Chihuahua; ex Delegado de la Reforma Agraria; Múltiples cursos de Marketing Político y de Seguridad Nacional en USA. Analista Político. Director del periódico digital alcontacto.com.mxmnarvaez2008@hotmail.com (Twitter: manuelnarvaez65)