Fitch Ratings: perspectiva crediticia negativa para Ensenada

Fitch ratifica la calificación de ‘BBB+(mex)’ al municipio de Ensenada, B.C, la perspectiva es negativa

Fitch Ratings – Monterrey, N.L. (Marzo 08, 2013) Fitch Ratings ratificó la calificación de ‘BBB+(mex)’ correspondiente a la calidad crediticia del municipio de Ensenada, Baja California.

El significado de la calificación es ‘Adecuada Calidad Crediticia’, la perspectiva crediticia se modifica a ‘negativa’ de ‘estable’.

La perspectiva negativa se fundamenta en el crecimiento del gasto operacional, el cual al superar el dinamismo de los ingresos disponibles, ha limitado la generación de ahorro interno del municipio en los últimos años.

FACTORES CLAVE DE CALIFICACIÓN

Entre los principales factores que limitan la calificación del municipio destaca su elevada estructura del gasto operacional, la cual presenta una tendencia a la alza. Debido a lo anterior, aunado a un bajo dinamismo en la recaudación local, la generación de ahorro interno ha sido baja y volátil en los últimos años.

Asimismo, Ensenada presenta bajos niveles de liquidez y necesidades importantes de inversión, lo que lo ha llevado al incremento en sus niveles de endeudamiento.

Por otra parte, dentro de los factores positivos que fundamentan la calificación se observan los buenos términos y condiciones del endeudamiento de largo plazo, alto nivel de inversión, así como indicadores económicos y de bienestar social superiores a la media nacional.

En materia de deuda pública, históricamente el Municipio de Ensenada presentaba niveles de endeudamiento bancario de largo plazo muy bajos, concentrando su deuda en pasivo circulante; sin embargo, a partir de 2008 comenzaron a adquirir créditos de largo plazo.

En 2008 tomó un financiamiento con la banca de desarrollo por $206.3 mdp, posteriormente en 2011, incrementan de nuevo su nivel de endeudamiento con la adquisición de dos créditos, el primero con la banca de desarrollo por $12.7 mdp cuyo destino es la modernización catastral, y el segundo con la banca comercial por $200 mdp para inversión pública productiva, del cual al cierre de 2012 sólo se habían dispuesto $100 mdp.

Para cubrir el servicio de la deuda de dicho crédito se cuenta con un fideicomiso al cual afectaron un porcentaje de las participaciones municipales para su pago.

Con la disposición de la totalidad de dicho financiamiento, Fitch estima que al cierre de 2013 el saldo de la deuda ascienda a $357.9 mdp, representando aproximadamente 0.27x los ingresos disponibles. Por su parte, el pasivo circulante permanece en niveles elevados, ascendiendo a $251.8 mdp en noviembre de 2012, destacando el rubro de impuestos y cuotas retenidas.

Una de las principales actividades económicas del Municipio es el turismo, haciéndolo vulnerable ante factores económicos externos. A partir de 2009, la crisis económica del país y de Estados Unidos afectó el dinamismo en los ingresos del municipio.

Al cierre de 2011, se observa una caída en los ingresos propios, los cuales ascendieron a $394.9 mdp (33.5% / IT); no obstante, las participaciones del municipio incrementaron de manera importante por lo que se estima un crecimiento de los ingresos disponibles (IFOs, compuestos por los ingresos propios, las participaciones federales y estatales, y los recursos del Fondo IV del Ramo 33) de 12.8% en 2011.

Respecto a los egresos, el Municipio presenta un elevado y continuo crecimiento en su gasto operacional (gasto corriente más transferencias no etiquetadas), destacando el rubro de servicios personales. En 2011 el gasto operacional ascendió a $1,057.9 mdp, representando más del 100% de los IFOs. De acuerdo a lo anterior, en los últimos años la generación de ahorro interno (AI, flujo libre para servir deuda y/o realizar inversión) ha sido baja y volátil, siendo negativa en 2011 en un nivel equivalente a 2.9% de los ingresos disponibles. Por su parte, la inversión total ascendió a $198.7 mdp, representando 19.3% de los IFOs.

ENRQUE PELAYO SONRIE
Pese a la promesa del alcalde Enrique Pelayo en mantener una estricta política de austeridad, el gasto de su gobierno sigue al alza (Foto: archivo)

A noviembre de 2012, el dinamismo en los ingresos permanece limitado y la tendencia del gasto se mantiene a la alza.

En opinión de Fitch, acciones para incrementar el dinamismo de la recaudación local, así como una política de control en el gasto es de suma importancia para cubrir los compromisos financieros adquiridos en los últimos años.

En cuanto a contingencias relacionadas con el pago de pensiones y jubilaciones, el ISSSTECALI (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales del Estado de Baja California) es el organismo responsable de estas erogaciones y es de naturaleza estatal, por lo que los pagos por dicho concepto no representan una contingencia directa para el municipio. Por otra parte, en materia de agua potable y alcantarillado, la CESPE (Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada), que cuenta con una calificación crediticia propia de BB(mex), es el organismo responsable de proveer dichos servicios al municipio, el cual también es un organismo descentralizado estatal. Debido a lo anterior, su situación financiera no representa una contingencia directa para las finanzas del municipio.

El municipio de Ensenada se ubica al sur del estado de Baja California. Cuenta con una superficie de 52,510 km2, representando el 74.1% de la superficie estatal y siendo el municipio con mayor extensión territorial en México.

De acuerdo al INEGI, su población ascendió en 2010 a 464.1 mil habitantes, representando el 14.8% de la población estatal, y registrando una tmac05-10 de 2.3%, superior a la nacional (1.7%).

De acuerdo al CONAPO, el municipio presenta un “Muy Bajo” grado de marginación, ubicándose en el lugar 114/204 de menor marginación entre los municipios del país con más de 100 mil habitantes.

SENSIBILIDAD DE LA CALIFICACIÓN

Al contar con información del cierre de 2012, se evaluará la tendencia del gasto operacional, ya que de continuar con un dinamismo superior al de los ingresos disponibles, lo cual se refleja en una limitada generación de ahorro interno, la perspectiva negativa se podría concretar, ajustando la calificación a la baja.

Asimismo, mantener el pasivo circulante en un nivel elevado, aunado a un mayor endeudamiento bancario de largo plazo, serían elementos que presionarían a la baja la calificación del emisor.

La perspectiva crediticia del municipio actualmente es ‘negativa’, por lo que el análisis de sensibilidad de Fitch no espera eventos que pudieran implicar un incremento en la calificación en el corto plazo.

Sin embargo, los factores que podrían modificar la perspectiva a ‘estable’ incluyen: austeridad en el gasto operacional, así como generar un mayor dinamismo en la recaudación local, mejorando y manteniendo estables sus niveles de ahorro interno, aunado a la disminución del pasivo no bancario de corto plazo, balances financieros equilibrados y mejora en su posición de liquidez.