Carta Abierta contra el cardenal Norberto Rivera

A través de las redes sociales de todo el país y del mundo se están solicitando firmas de ciudadanas y ciudadanos que avalen la carta abierta dirigida a Pierre Christoph, Nuncio Apostólico de México; Eugenio Lira, Portavoz de la Conferencia del Episcopado Mexicano Conferencia del Episcopado Mexicano y al papa retirado Benedicto XVI, demandando que el cardenal mexicano Norberto Rivera NO participe en el cónclave del Vaticano que habrá de elegir al nuevo Papa de la Iglesia Católica, debido a su inacción y encubrimiento de los abusos sexuales en contra de niños, niñas por parte de sacerdotes pederastas.

 Olga Alicia Aragón Castillo/ A los Cuatro Vientos

La carta, escrita por Alberto Athié Gallo, Joaquín Aguilar, José Barba Martín y Fernando González, será entregada a la Nunciatura Apostólica de México junto con miles de firmas recabadas a través de las redes sociales.

A continuación, el texto íntegro de la misiva.

 Carta Pública

 Para: Pierre Christoph, Nuncio Apostólico de México

Eugenio Lira, Portavoz de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Conferencia del Episcopado Mexicano

Benedicto XVI, Papa retirado 2013

The Vatican Press Office

Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México

México D.F., a 27 de febrero de 2013

Ante los hechos:

De la renuncia del Papa Benedicto XVI, porque reconoce que no tiene más capacidad para gobernar a la Iglesia,

Porque una de las causas más graves de dicha renuncia corresponde a los miles de abusos y violaciones cometidos, durante años y en muchos países, por sacerdotes, obispos y cardenales

Porque la mayoría de los victimarios fueron protegidos y encubiertos por sus autoridades respectivas y incluso por las máximas autoridades de la Santa Sede y hasta los mismos papas Juan Pablo II y Benedicto XVI,

Porque es público que varios de los Cardenales que colaboraron en el encubrimiento y la protección complicitaria de pederastas y que algunos de ellos enfrentan incluso procesos judiciales, están llamados a participar en el Cónclave para elegir al nuevo Papa,

Ponemos a consideración de la comunidad católica y de la opinión pública:

El cardenal Norberto Rivera Carrera protegió a Marcial Maciel, a Nicolás Aguilar aquí en México (en dos ocasiones) y fue responsable al autorizar su traslado a Los Ángeles, donde el P. Nicolás Aguilar abusó de, al menos, 26 niños.

También es responsable de haber encubierto al padre Carlos López, quien abusó de varios acólitos en la parroquia de San Agustín en Tlálpan, México D.F, y le permitió que siguiera celebrando la eucaristía en otras iglesias.

No sólo nunca atendió a las víctimas mexicanas que fueron objeto de abuso por Marcial Maciel y por otros sacerdotes, sino que los calumnió, difamó y acusó de formar parte de un complot contra el Papa y contra la Iglesia.

Además se burló del comunicado emitido por la Santa Sede y aprobado por el Papa Benedicto XVI, del 20 de mayo del 2006, en el que se informaba que Marcial Maciel había sido invitado a retirarse como sacerdote y afirmó que “todo lo que dicen de que fue condenado, de que fue impedido, etcétera, es puro cuento porque el documento sólo dice que lo invita a retirarse a la vida privada”… ¿Quedó libre de sospechas?, se le cuestionó. «No se le ha hecho el juicio. No ha entrado a un proceso de juicio -aseguró el cardenal, quien recordó que al fundador de los legionarios ya en 1956 lo habían retirado del ejercicio sacerdotal y del gobierno (de su congregación) y “ahora lo vuelven a retirar, pero ya esta retirado”, respondió, Milenio, 22 de mayo 2006.

El cardenal Norberto Rivera Carrera desde 1997, año en el que acusó al periodista Salvador Guerrero Chiprés, de La Jornada, de haber inventado las acusaciones en contra de Marcial Maciel y de afirmar públicamente que incluso, le habían pagado por ello, hasta el día de hoy jamás se ha arrepentido públicamente de sus insultos hacia las víctimas ni, mucho menos, ha reconocido públicamente su responsabilidad como cómplice y protector de Marcial Maciel y de los otros sacerdotes pederastas, ni ha pedido perdón público a las víctimas por todos los daños prolongados durante años en contra de sus personas, de su integridad física, de sus daños psíquicos y espirituales y de los daños a su fama y honorabilidad pública.

Por todo lo anterior, miembros de la Iglesia y de la sociedad mexicana, exigimos que el cardenal Norberto Rivera Carrera no participe en el Cónclave que tendrá lugar en el Vaticano. Y exigimos que responda públicamente por sus actos.

Atentamente,

[Su nombre]

Sitio donde se puede firmar la carta:

https://www.change.org/es-LA/peticiones/norberto-rivera-carrera-no-asistas-al-c%C3%B3nclave-vaticano?utm_source=action_alert&utm_medium=email&utm_campaign=19369&alert_id=kfFVxHqaQs_ZOGPeMSXuQ