¿Qué busca Peña Nieto?

Enrique Peña Nieto busca, antes que nada, legitimidad.

Enrique Servín / A los Cuatro Vientos

Uno: ¿Se lo merecía Elba Esther? Desde hace varios sexenios, en los que, ladrona o no, fue tratada como una aliada central del sistema. ¿Ya se nos olvidaron las complicidades con ella de Salinas de Gortari, Zedillo, Chentito Fox, del PAN (en cuyo sexenio amasó el grueso de su fortuna), y Calderoncito el Pequeño?

Dos: ¿Va esto a cambiar notablemente la situación de la educación en México o el funcionamiento del sistema político? Por supuesto que no. Es una maniobra más, como hemos visto tantas.

Tres: El sistema político cambiará cuando cambie la relación entre el grueso de la ciudadanía y las élites internacionales y nacionales que mantienen el poder de facto, y que han convertido a este país, al mismo tiempo, en el mejor del mundo (para ellos) y en uno de los peores (para la mayoría de sus habitantes).

Cuatro: A los políticos ladrones los políticos nunca les hacen nada, a no ser por razones políticas, perdonando las reiteraciones. Aunque «políticos» y «ladrones» tal vez ya sea una reiteración.

Cinco: Por lo menos así es como esto funciona en países como México. Me dicen que en Dinamarca es diferente. Y quisiera creerlo.

enrique servín*Enrique Alberto Servín Herrera. Nació en Chihuahua, Chihuahua, en 1958. Poeta. Ha sido coordinador del taller de poesía Gilberto Owen y de talleres de poesía y narrativa; editor de la Editorial Flor de Arena (Universidad Autónoma de Chihuahua) y de Solar. Traductor del árabe, catalán, francés, inglés, polaco, portugués y ruso. Becario del FONCA, creadores con trayectoria, 1998. Premio Chihuahua de Literatura 1994 por Elogio para los dedos y otros poemas. Actualmente es el coordinador del “Programa Institucional de Atención a las Lenguas Indígenas” (PIALLI), del Instituto Chihuahuense de la Cultura.