Ángel Norzagaray, inhabilitado por actos de corrupción durante su gestión al frente del ICBC

El exdirector del Instituto de Cultura de Baja California y Premio Nacional de Teatro “Xavier Villaurrutia”, Ángel Norzagaray Norzagaray, fue inhabilitado seis meses por el Órgano Superior de Fiscalización (ORFIS) por irregularidades administrativas durante su gestión.

Antonio Heras / Agencia APRO

Según la entidad fiscalizadora, durante el ejercicio de sus funciones el exfuncionario se incrementó su salario y el de 34 de sus colaboradores sin contar con la aprobación del Consejo Directivo del Instituto, generando con ello un daño al erario.

Dice el dictamen del ORFIS:

“A partir de enero de 2009 se realizó el incremento en el pago de compensación a 34 servidores públicos de diferentes niveles de responsabilidad de un total de 232 que integran la plantilla de personal, con la autorización del Director General de la Entidad, que implicó una erogación mensual de $281,762, de lo cual, no obstante que se aprobó el Presupuesto de Egresos del ejercicio 2009, donde se incluye el grupo de gastos 1000 de Servicios Personales, no se proporcionó la documentación que sustente la presentación ante la Junta de Gobierno para su autorización, de conformidad a lo establecido en los artículos 61, fracción X y 62, fracción VI de la Ley de las Entidades Paraestatales del Estado de Baja California”.

Pero no es todo. Norzagaray eximió a particulares y entidades públicas del pago del alquiler del Centro Estatal de las Artes, lo que representó una pérdida de un millón 113 mil 50 pesos.

Aunque el dictamen no precisa los nombres de los beneficiarios, uno de los clientes que más utilizó el foro fue el Partido Acción Nacional (PAN).

El dictamen de la cuenta pública 2009 del ORFIS precisa que no existe constancia de 616 mil 750 pesos correspondientes a 27 eventos realizados por dependencias y entidades públicas ni de 446 mil 300 pesos de 15 eventos realizados por particulares, organismos e instituciones privadas o no gubernamentales, lo que incumple con el artículo 7 de la Ley del ICBC que establece que “no podrá eximir parcial ni totalmente del pago de los derechos y productos propios, a las dependencias y entidades públicas, ni tampoco a los particulares, organismos e instituciones privadas o no gubernamentales, a excepción de los casos que expresamente determine el Ejecutivo del Estado”, situación sobre la que Norzagaray no pudo solventar las observaciones de la fiscalización.

El dictamen de la Comisión de Gasto Público del Congreso local fue aprobado por los diputados priistas Juan Vargas, presidente; Juan Bautista Montejano, secretario, así como los vocales Fausto Zárate, Nancy Sánchez, Gregorio Barreto, la petista Claudia Agatón y los panistas María del Rosario Rodríguez y Max García López.

El actual funcionario de la Benemérita Universidad Autónoma de Baja California no podrá desempeñar cargo o comisión alguna en el servicio público estatal durante los siguientes seis meses.

Esta es la segunda vez que Norzagaray incurre en irregularidades administrativas durante la administración del gobernador José Guadalupe Osuna Millán. En la primera ocasión no fue sancionado, pero fue puesto en evidencia al contratar los servicios de su hermano.

En la cuenta pública 2009, el ORFIS observó este acto ilícito por lo que encomió a la Contraloría del Estado a iniciar una investigación y sancionar la conducta irregular de Norzagaray, un director de teatro y dramaturgo que fungió como director general del ICBC, antes de reintegrarse al cuerpo directivo de la BUABC, bajo la rectoría del maestro Felipe Cuamea.

El órgano de control ha inhabilitado un año a servidores públicos por presentar de manera extemporánea su declaración patrimonial.