Liberan a comandante de la Policía Federal involucrado en extorsión a un empresario de Tijuana

La magistrada del Sexto Tribunal Unitario del Décimo Quinto Circuito del Poder Judicial de la Federación, con sede en Tijuana, Edna María Navarro García, ordenó la liberación de un comandante de la Policía Federal (PF), acusado de extorsionar y pretender vender protección a un empresario de la construcción de la ciudad fronteriza.

Agencia Apro

En octubre de 2012, un constructor y su abogado presentaron las denuncias penales correspondientes ante la Agencia del Ministerio Público Federal en contra del comandante de la PF, Luis Eduardo Vega Camberos, y el subcomandante Alfredo García Castillo.

El 26 de septiembre de ese año, los jefes policiacos se reunieron en el restaurante del hotel Camino Real de Tijuana, con el empresario y su abogado para la entrega del dinero. La bolsa la recibió García Castillo, como se documenta en un video del establecimiento comercial ubicado en el Paseo de los Héroes.

Días antes, Vega Camberos solicitó al empresario que acudiera a las instalaciones de la Comandancia de la PF donde le indicó que desde el Distrito Federal le ordenaron realizar revisiones carreteros en la entrada de Tijuana, por lo que le pidió 25 mil dólares para evitar que los camiones de su empresa fueran inspeccionados.

Un día después de la captura de los jefes policiacos, el 27 de septiembre, la Secretaría de Seguridad Pública Federal informó que esa acción correspondía al proceso permanente de depuración de la Policía Federal.

La juzgadora federal argumentó que ordenó la liberación porque quien recibió el dinero fue el subcomandante García Castillo y que en el video del restaurante no se documenta ningún acto intimidatorio por parte de Vega Camberos ni tampoco hizo ninguna llamada telefónica para solicitarle dinero.

De igual manera, adujo que el agente del Ministerio Público federal no corroboró en autos la aseveración del testigo en torno al pago de 25 mil dólares para no revisar las unidades del empresario y, en su caso, “tal información no puede entenderse como un acto intimidatorio, sí reconoció que le enteró lo anterior para ver si les convenía. Jamás hubo una supresión de la voluntad”.

El comandante Vega Camberos está en libertad desde la madrugada de este jueves, mientras que su subalterno García Castillo enfrenta este proceso en la Penitenciaría de La Mesa de Tijuana.