Lila Downs, cantante oaxaqueña, gana el Grammy por ''Pecados y milagros''


“Me siento profundamente honrada y agradecida”, dijo emocionada la mexicana. “Creo en la música y en el arte. El poder del arte mueve montañas. Quiero dar las gracias a mi mamá por suministrarme a través del cordón umbilical la sabiduría y la fuerza para amar a través de la música. ¡Viva México!”

A los Cuatro Vientos/ Ap, Efe y Notimex

 La cantante mexicana Lila Downs ganó el Grammy americano en la categoría de mejor álbum de música regional mexicana por “Pecados y milagros”.

La arista oaxaqueña desfiló ayer por la alfombra roja con un atuendo de dos piezas con colores vivos y estampado del folclor de la cultura mexicana acompañada de su clásico rebozo, esta vez en tono azul.

Los otros nominados en la categoroa de Mejor Álbum de Música Regional Mexicana fueron Los Cojolites, “Sembrando flores”; Los Tucanes de Tijuana, “365 días”; Mariachi Divas, “Oye”; y Gerardo Ortiz, “El primer ministro”.

Dentro de lo mejor de la música internacional, se encuentra todo listo para realizar esta noche la 55 edición de los premios Grammy, en el pabellón Staples Center, de esta ciudad, con Kanye West, Jay-Z, Frank Ocean, The Black Keys, Mumford & Sons y FUN, con cinco nominaciones cada uno.

Para amenizar el evento, destacan las actuaciones de Rihanna, Bruno Mars, Sting, Kelly Clarkson, The Lumineers, Carrie Underwood, Jack White, The Black Keys, FUN y Taylor Swift.

La Academia de la Grabación, que entregará gramófonos dorados en 81 categorías, contará con la intervención como presentadores de figuras como Beyoncé, Hunter Hayes, Jennifer Lopez, Pauley Perrette, Prince, Dave Grohl y Ryan Seacrest.

Al recibir su trofeo en la pretransmisión de la entrega del Grammy, Downs se mostró emocionada y estuvo a punto de derramar lágrimas no sin antes lanzar un fuerte “¡Viva México!” en español.

En la categoría de Mejor Álbum de Rock Latino, Urbano o Alternativo fue para la banda de mexicoamericanos Quetzal, por “Imaginaries”.

Estos derrotaron a Campo, por “Campo”; Carla Morrison por “Déjenme llorar”; Sistema Bomb, por “Electro jarocho” y Ana Tijoux. por “La bala”.

Video de “Zapata se queda”, una de las canciones de “Pecados y Milagros”. La cantante subió fotos a su cuenta de Facebook y dijo “gracias por creer en el poder de la música”.

Sus raíces

lila
«Lila Down es mi sucesora», dijo la temperamental y enorme Chavela Vargas, otra cantante inigualable, quien falleció en 2012.

Ana Lila Downs Sánchez, mejor conocida como Lila Downs, nació el 19 de septiembre de 1968 en la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca, es hija de la cantante de cabaret Anita Sánchez, una mujer indígena mixteca y de Allen Downs, un profesor de cinematografía estadounidense originario de Minnesota, la artista tiene ascendencia mixteca y estadounidense en forma más distante, también zapoteca, fue criada como católica apostólica. Desde muy pequeña Lila mostró interés por la música ya que comenzó a cantar desde los ocho años de edad interpretando piezas rancheras y tradicionales, así fue como comenzó su carrera musical cantando con mariachis.

A los catorce años se fue a radicar junto con sus padres a Estados Unidos y es ahí donde decide estudiar vocalización en Los Ángeles y aprender el idioma inglés que su padre la ayudó a perfeccionar. Cuando ella tenía 16 años muere su padre y por ello decide regresar junto con su madre a su natal Tlaxiaco. En una ocasión cuando ella iba caminando rumbo a su casa se encontró a un vecino muy humilde que apenas dominaba el español, quien le mostró el acta de defunción de su hijo que había fallecido en Estados Unidos y le pidió a Lila que le tradujera lo que decía el documento solo para saber de qué había muerto su hijo. Este hecho hizo que ella sintiera una gran indignación e impotencia y pensó «algún día voy a ayudar a toda esa gente tan desamparada» sin saber que años más tarde utilizaría su imagen y su voz para representar y expresar el sentir de los migrantes e indígenas.

En 1989 a la edad de 21 años tras concluir sus estudios académicos y musicales Lila decide regresar a Tlaxiaco esta vez en compañía de Paul Cohen, quien siempre la alentó para que incursionara en el ámbito musical se incorporó como vocalista de un grupo de percusión local llamado Los Cadetes de Yodoyuxi, con dicho grupo la cantante se presentó en fiestas y en eventos ocasionales, aunque no lograron grabar un disco, comenzaron a hacerse populares en la región de Tlaxiaco, debido a que Paul Cohen tenía asuntos que tratar en Estados Unidos empezaron a alternar su estancia en Minnesota y Oaxaca. En 1992 se desintegró el grupo y Lila junto con Paul Cohen se fueron a radicar a Estados Unidos, durante su estancia en Minnesota Downs formó un conjunto llamado La Trova Serrana, logrando gran popularidad entre el público latino de los Estados Unidos, cantando temas sobre la comunidad zapoteca y sus valores culturales, tras su regreso a México comenzó a cantar en bares, restaurantes y clubes nocturnos de la Ciudad de Oaxaca, Filadelfia y California en Estados Unidos, contando siempre con el apoyo del saxofonista estadounidense Paul Cohen obteniendo gran repercusión positiva en la crítica, motivo por el cual emprendieron una extensa gira por México.