En el mes de enero fueron asesinadas 1,104 personas hechos vinculados al crimen organizado.

El gobierno federal reconoció una muy leve disminución en el índice de homicidios relacionados con la violencia de bandas del crimen organizado durante enero pasado si se compara con el registro de 2012: de mil 139 muertes reportadas en enero del último año de gobierno de Felipe Calderón, éstas bajaron a mil 104 el mes anterior.

Apro / A los Cuatro Vientos

 El Gobierno Federal informó que durante el pasado mes de enero mil 068 presuntos delincuentes fueron abatidos en hechos relacionados con el crimen.

De acuerdo con el comunicado conjunto signado por la Presidencia de la República, las secretarías de Gobernación (Segob), de la Defensa Nacional (Sedena), Marina (Semar), la Procuraduría General de la República (PGR) y la Policía Federal (PF), el índice de homicidios dolosos vinculados a la delincuencia organizada, registró una disminución de 35 casos, al pasar de mil 139 en diciembre pasado a mil 104 en enero.

Del total de homicidios registrados, la PGR informó que mil 68 son presuntos delincuentes abatidos y que  30 servidores públicos perdieron la vida en el cumplimiento de su deber, mientras que seis personas fueron victimadas presumiblemente eran ajenas a los hechos.

En enfrentamientos y agresiones vinculadas a la delincuencia organizada en enero de 2013, se reportan 150 casos de personas heridas, de las cuales 30 son presuntos delincuentes, 102 servidores públicos y 18 personas presumiblemente ajenas a los hechos.

En cuanto al aseguramiento de drogas, se informó que durante el mes de enero de 2013 se incautaron un total de 69 mil kilogramos de drogas, 15 mil 260 más que en diciembre pasado, cuando la cifra fue de 53 mil 765, entre las que destacan mariguana y cocaína.

De acuerdo con el balance del primer mes de gobierno de Peña Nieto, no sólo disminuyeron los homicidios y las lesiones relacionados con el crimen organizado, también aumentaron las consignaciones y los decomisos.

Comparado con enero de 2012, las consignaciones se elevaron de 793 a 809 en enero pasado, y los decomisos subieron de 53 mil 765 kilogramos de distintos estupefacientes a 69 mil 25.

Asimismo, se aseguraron 48 kilogramos y 11 mil 940 litros de precursores químicos; 155 kilogramos y 4 mil 54 litros de sustancias químicas para la elaboración de drogas sintéticas, y ocho laboratorios clandestinos, refiere el informe.

Además del comparativo realizado por el gobierno federal, se informó de otros decomisos durante enero último: dos millones 773 mil 500 pesos mexicanos y 37 mil 659 dólares americanos; 940 vehículos, 146 mil 773 litros de combustible, mil 234 armas, 137 mil 227 cartuchos y cargadores, 187 equipos de comunicación y de cómputo, así como dos túneles para el paso de drogas.

Los datos fueron elaborados por el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) de la PGR, a partir de la información reportada por esta misma dependencia, Sedena, Semar y PF.