Anuncian protesta en Kiev por ucraniana desaparecida en Yucatán

Familiares y amigos de una pareja ucraniana −uno asesinado y otra desaparecida en Yucatán− anunciaron para este jueves una protesta a las afueras de la embajada mexicana en Kiev, capital de Ucrania, para pedir justicia de las autoridades de su país y las mexicanas.

Excélsior/Milenio

 La cuenta de Facebook que se abrió en Ucrania para localizar a Maryna Burakova ya cuenta con cientos de seguidores. La página “Ayúdanos a encontrar a Maryna” se convirtió en una red de apoyo para los familiares, quienes a través de las redes sociales informan de las características de la muchacha y hacen un recuento de los lugares que había visitado la pareja.

En semanas pasadas se reportó el hallazgo en una brecha de Dzitas, en Yucatán, del cadáver violentado de Oleksandr Batychko, ciudadano ucraniano que había llegado al país por Quintana Roo en compañía de la hoy desaparecida Burakova.

El cuerpo del turista ucraniano Oleksandr Batychko, presuntamente asesinado en esta entidad, sigue sin ser recogido por sus familiares, por lo que se mantiene en el Servicio Médico Forense (Semefo).

Marina y ole
Maryna Burakova y Oleksandr Batychko, matrimonio ucrananio que llegó a Quintana Roo para festejar el «Apocalypsis maya»

La titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Celia Rivas Rodríguez, ha informado que aunque los familiares del hoy finado podrían arribar a la entidad en cualquier momento, solicitaron a través de la embajada de Ucrania en México se corrobore la identidad de Oleksandr.

Explicó que debido al avanzado estado de descomposición del cuerpo, hallado una semana después de su muerte, las huellas dactilares eran borrosas, motivo por el cual se efectuó una prueba de ADN.

Por ende, continuó, la FGE solicitó a especialistas de otras entidades del país realizar una prueba genética, cuyos resultados serían entregados a los familiares del hoy extinto, quienes viven en dicha nación europea.

Dijo que, de hecho, dada la estrecha relación que hay entre el consulado de Ucrania y la FGE, ya se solicitó a los familiares de Batychko vengan por el cuerpo, el cual fue hallado en los montes de Xocempich, comisaría de Dzitás, el pasado 7 de enero.

Asimismo, la funcionaria estatal mencionó que continúa la búsqueda de la esposa del hoy occiso, Maryna Burakova, ya que es clave para el esclarecimiento del presunto homicidio, y son muchas las líneas de investigación en torno a ella y su relación con el crimen.

“Ya se giró la orden de localización y presentación de la esposa del hoy occiso, tanto a procuradurías y fiscalías del país, como a instancias jurídicas de diversos países, por lo que esperamos que esa acción rinda frutos”, indicó.

La manifestación en Kiev la harán amistades y familiares de Oleksandr Batychko y Maryna Burakova, para exigir la agilización de las investigaciones sobre este misterio y su pronta resolución, ya que la Fiscalía General del Estado de Yucatán (FGE) no ha tenido avances al respecto.

En redes sociales ya invitan a los amigos y familiares de la pareja de jóvenes que llegó a México en noviembre de 2012 con el fin de pasar en la Península de Yucatán las celebraciones del “Apocalipsis Maya”.

El matrimonio europeo arribó a Cancún y de ahí se trasladó a Tulum y Playa del Carmen. En este último lugar los ucranianos alquilaron un vehículo tipo Aveo en la arrendadora “El Álamo”, en el cual se trasladaron a Yucatán.

Visitaron Chichén Itzá y Pisté y fue en esta población donde, según testigos, el turista fue visto en compañía de un hombre joven de aspecto mexicano, por lo que al ser hallado su cadáver putrefacto por un campesino el pasado lunes 7 de enero, tirado junto al vehículo Aveo, en montes de Xocempich, municipio de Dzitás, se dedujo que Oleksandr había sido asesinado a cuchilladas por motivos pasionales, o sea, que era gay, pues en el ataque no había indicios de robo, pues el hoy occiso portaba una cangurera con gran cantidad de euros.

En el lugar se halló el arma homicida, así como varias botellas de vodka y agua mineral, pastillas psicotrópicas y una maleta con ropa.

Oleksandr llevaba más de ocho días de muerto.

Días después, las autoridades yucatecas informaron que Oleksandr había arribado a Quintana Roo en compañía de su esposa Maryna Burakova, de quien no se tenían noticias después del asesinato del ucraniano.

Posteriormente, se informó, entre los “avances” de la investigación de la FGE, que se sospechaba que Maryna lo había asesinado por alguna discusión de pareja, huyendo del lugar del crimen para mantenerse oculta en el país, ya que Migración no tenía informes de que hubiera salido de México.

Sin embargo, también hay otras líneas de investigación, y una de ellas es que Maryna podría haber sido raptada por tratantes de blancas o tal vez asesinada luego de que mataron a su esposo.

Al parecer, la pareja era gente bastante culta, interesada en la arqueología y con posibilidades económicas.

En su país se dedicaban a organizar viajes de excursión a lugares exóticos.