Urbanismo sin gente, es lo que se construye en la ciudad de chihuahua: MORENA

Ante las acciones de desalojo de vendedores ambulantes del centro de la ciudad, así como ante las obras que se realizan en el mismo, el coordinador estatal del Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, Víctor Quintana declara que lo que se está llevando a cabo es, en el mejor de los casos, un “urbanismo sin gente”, y en el peor, un “urbanismo contra la gente”.

A los Cuatro Vientos

La manera represora como las autoridades municipales han actuado en contra de los vendedores ambulantes, cuya gran mayoría son mujeres y una buena parte indígenas, deja ver que en los proyectos de remodelación del centro de la ciudad son carentes de sensibilidad humana y están fincados en una estética deshumanizante, aseveró Quintana.

“¿Cómo es posible que luego de ser Chihuahua una de las entidades más afectadas por el desempleo en los últimos años se proceda con el desalojo y el decomiso de mercancías a familias que no se han cruzado de brazos y todos los días intentan subsistir mediante un trabajo honesto que ellas mismas se procuran? El alcalde Marco Adán Quezada está mal asesorado y mal representado en las pláticas y en las negociaciones con los ambulantes, pues la actitud del municipio en ellas es totalmente cerrada e insensible”, cuestionó el dirigente estatal de MORENA.

No es el único caso en el que la urbanización atenta contra las personas. En la remodelación de la Plaza de Armas se quitaron todas las bancas de madera y metal que servían de lugar de esparcimiento y convivencia para decenas de personas, sobre todo de la tercera edad, quienes ahora no encuentran más asiento que el frío concreto y ningún respaldo, agregó.

Quintana comentó que otro caso de urbanización contra las personas y eminentemente recaudatoria es el afán del gobierno municipal por pintar de amarillo los cordones de las aceras para impedir que se estacionen vehículos ahí o hacer proliferar por doquier los estacionómetros. Con esto lo que se está propiciando es que la gente de menos recursos que tiene que trasladarse  al centro, gasta una buena parte de su exiguo patrimonio en pagar estacionamiento o la infracción correspondiente. Esto no les sucede a los altos funcionarios de los tres poderes que gozan de estacionamientos gratuitos en los edificios gubernamentales. Si realmente el transporte urbano fuera eficiente y adecuado, sería una alternativa a llevar el propio vehículo al centro, pero no es el caso pues el pulpo camionero sigue imponiendo su ley en la ciudad y en el estado, gracias a los apoyos que brinda a los gobernantes durante las elecciones.

El MORENA hace un llamado, concluye Quintana, al Cabildo del municipio de Chihuahua y en especial a su presidente, para que reconsideren todos estos proyectos y para hacer más vivible la ciudad, comiencen tomando en cuenta a las personas.