Mexicanos estudiarán con la NASA los daños a los arrecifes

Se comprobará cómo la contaminación por partículas suspendidas afecta a los arrecifes de coral

Revista Teorema Ambiental

Unos 15 alumnos del Tecnológico de Monterrey, campus Guadalajara, trabajarán del 6 al 12 de diciembre con científicos de la NASA, para comprobar cómo la contaminación por gases o aerosoles afecta los arrecifes de coral de las Islas Vírgenes de San Jonh’s en el mar Caribe.

La directora Internacional para Ciencia y Matemáticas en México del Grupo de Educación de la NASA, Gloria Faus Landeros, informó que el viaje forma parte de la investigación que realizaron los estudiantes en el ciclo agosto-diciembre de 2012, en materia de cambio climático.

Refirió que los alumnos hicieron una investigación sobre cómo los aerosoles o partículas suspendidas modifican la luz solar y ven cuánta radiación solar llega a la Tierra.

Además, bajan información de los satélites de la estadounidense Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) y realizan modelos matemáticos, explicó.

La también profesora del Departamento de Ciencias Básicas del campus Guadalajara recordó que las partículas suspendidas naturales no son nocivas, al contrario, propician muchos fenómenos favorecedores para el planeta, como la formación de nubes.

Mencionó que el problema “es que ahora hay otros aerosoles, los generados por los autos y las industrias, y en este caso afectan la formación de nubes”.

Explicó que las partículas suspendidas de los volcanes o de las arenas, son los núcleos de las nubes y alrededor de éstas se forman los gases de las nubes.

Faus Landeros detalló que los nuevos contaminantes o aerosoles pueden no favorecer la formación de nubes o propiciar que se formen muchas y generar lluvias torrenciales que al final son perjudiciales, “se modifica el ciclo de vida de la nube”.

En las Islas Vírgenes de San Jonh’s los alumnos verán cómo el sol y los aerosoles afectan a los corales, dijo.

Los aerosoles, en especial el bióxido de carbono, es el causante de un gran daño a los océanos pues es donde se han extinguido más especies marinas por su causa y los arrecifes de coral no son la excepción, explicó.

La investigadora precisó que los corales son una riqueza invaluable ya que es un ecosistema completo, “que además puede revelar muchos ciclos que ha vivido la Tierra, entre ellos cómo ha sido la temperatura del planeta a lo largo de los años, entre otras cosas”.

Detalló que el bióxido de carbono, entre otros gases, es absorbido por el agua y ocasiona el aumento de su temperatura y la elevación de su pH, lo que perjudica los arrecifes y todo ser vivo en el océano.

Además “el calentamiento eleva el nivel de los mares y los arrecifes no reciben la misma luz solar, otro efecto negativo para su supervivencia, pues necesitan del sol para sobrevivir”, comentó.