Es un hecho: La banca privada internacional, al servicio -¿socia?- de los cárteles de la droga

Una nueva acusación pública en los Estados Unidos de lavado de dinero contra el gigante bancario británico HSBC, así como la revelación de que el banco más influyente de la Unión Americana  -el J.P. Morgan-.aceptó por años depósitos millonarios de miembros del cártel mexicano de los Zetas, acción ilegal a la cual se sumarían otras instituciones financieras como el Bank of America y Wells Fargo, el segundo y cuarto bancos más grandes de Estados Unidos,revelan hasta qué punto la banca internacional opera de común acuerdo, sin ningún remordimiento ético y/o profesional, con gran impunidad y sin una investigación elemental acerca del origen de los recursos multimillonario que son entregados en sus oficinas establecidas en México, Europa, Asia y el resto de América Latina.

A continuación, con información de los diarios Reforma, El Universal y La Jornada, la agencia oficial de noticias mexicana Notimex y los portales cibernéticos sinembargo.mx y aristeguinoticias.com,, presentamos los hechos en esta deleznable complicidad criminal:

Justicia de EU acusa a HSBC en Sinaloa de lavado de dinero

Tan sólo en 2008, el banco envío a Estados Unidos, mil 100 millones de dólares en efectivo, según la relatoría de hechos presentada por el Departamento de Justicia estadunidense.

Las sucursales del Banco HSBC en Sinaloa enviaron mil 100 millones de dólares en efectivo a Estados Unidos tan sólo durante 2008, de acuerdo con la relatoría de hechos presentada por el Departamento de Justicia contra ese grupo financiero ante una corte federal de Brooklyn, Nueva York, informa el  diario Reforma este jueves 13 de diciembre.

En ese año, solo 312 clientes, la mayoría de Culiacán, hicieron el 32 por ciento de los depósitos en efectivo recibidos por HSBC en todo México.

Así, en 2008 HSBC México sacó del País el equivalente a 11 millones 232 mil dólares diarios, resalta el diario.

La relatoría, citada por Reforma, detalla que para  hacer eficiente el depósito de esas cantidades de billetes, los narcotraficantes diseñaron cajas especiales exactamente del tamaño del espacio disponible en las ventanillas de las sucursales, de tal manera que el dinero no estuviera a la vista y los cajeros no tuviera que abrirles la puerta para llevarlo a la bóveda.

Los Zetas lavan dinero en el banco J.P. Morgan, uno de los más influyentes de Estados Unidos

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos contra cuatro supuestos cómplices de los líderes de Los Zetas, los hermanos Treviño Morales, por lavado de dinero en el banco más influyente de EU: el J.P. Morgan.

De acuerdo con una nota de Reforma del jueves 13 de diciembre, los nuevos acusados son Erick Jovan Lozano Díaz, “El Chucho”, operador financiero de Los Zetas detenido en Nuevo Laredo en junio, y Gerardo Garza Quintero, quienes en marzo y abril de 2012 usaron una cuenta abierta por este último en el banco J.P. Morgan Chase para transferir 600 mil dólares desde México.

La nueva acusación contra Los Zetas también incluye a Alexandra García Treviño, hija de José Treviño Morales, hermano de Miguel Ángel y dueño del rancho de Oklahoma donde fueron asegurados en junio pasado casi 400 caballos, así como a Jesús Maldonado Huitrón, un entrenador de caballos cuarto de milla detenido el 10 de diciembre en Austin.

Reforma detalla que la cuenta 448606298 fue abierta por Garza el 2 de marzo de 2012, y de inmediato recibió 250 mil dólares de Integra Logística Aduanera, una empresa fachada controlada por Lozano Díaz, quien fue señalado por la Secretaría de Marina como el encargado de lavar fondos obtenidos por Miguel Angel Treviño Morales, el Z-40, dice el diario.

A finales de abril, 400 mil dólares fueron depositados en la misma cuenta, incluidos 90 mil en efectivo y 213 mil transferidos por la esposa de Lozano Díaz.Una vez recibidos los fondos, Garza expidió cheques a favor de empresa Tremor Enterprises LLC, una fachada de los Treviño Morales en Estados Unidos.

En estos documentos, Garza aclaró de su puño y letra que el dinero era para la compra de los caballos Feature Honor y Fly Corona.

En total, 19 personas están bajo proceso por este caso, aunque los dos más importantes, Miguel Ángel y Omar Treviño Morales, siguen prófugos, mientras que los diez detenidos -algunos libres bajo fianza- incluyen a su hermano José, su esposa Zuleima, el empresario veracruzano Francisco Colorado Cessa y Carlos Miguel Nayen Borbolla.

JP Morgan Chase & Co es el banco más grande de Estados Unidos, con activos calculados en 2 billones 290 mil millones de dólares.

Además de JP Morgan, el cártel mexicano habría utilizado otras instituciones financieras como el Bank of America y Wells Fargo, el segundo y cuarto bancos más grandes de Estados Unidos.

HSBC lavó 881 millones de dólares del ‘Chapo’ Guzmán y narcos colombianos; pagará multa de 1,900 millones de dólares

HSBC Bank USA lavó dinero del cártel de Sinaloa de México y del Valle del Norte de Colombia. Su filial en México se convirtió en ‘la institución favorita de los cárteles’ para lavar dinero, según un reporte de la DEA.

Al menos 881 millones de dólares del cártel de Sinaloa y del cártel del Valle del Norte, organizaciones delictivas mexicana y colombiana respectivamente, lavó en operaciones financieras el banco HSBC Bank USA, entre los años 2006 a 2010 (sexenio de Felipe Calderón), de acuerdo con documentos judiciales estadunidenses.

“Como resultado de los fracasos del programa antilavado de dinero (AML) de HSBC Bank USA, al menos 881 millones de dólares en ganancias de las drogas del cártel de Sinaloa de México y del Norte de Valle de Colombia fueron lavados a través de HSBC Bank USA”, informó la Agencia Federal Antidrogas (DEA, por su sigla en inglés) el pasado miércoles 12 de diciembre.

La DEA aseguró que Grupo HSBC admitió no haber informado a HSBC Bank USA de deficiencias significativas del programa AML de HSBC México, a pesar de saber de los problemas y del flujo potencial de fondos ilícitos a través de HSBC Bank.

De acuerdo con las investigaciones, una proporción significativa de dinero lavado procedió del Mercado Negro de Intercambio de Pesos (BMPE), al que la DEA definió como un complejo sistema de lavado para mover las ganancias de las drogas desde Estados Unidos al exterior, con mayor frecuencia a Colombia.

En 2008 la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) inició una investigación a través de la Fuerza de Tarea El Dorado e identificó múltiples cuentas de HSBC México asociadas con actividad del BMPE, así como que traficantes de drogas depositaron “cientos de miles de dólares en efectivo” todos los días hacia cuentas de dicho banco en México.

Además, según la investigación de la DEA, HSBC Bank USA no monitoreó más de 9.4 mil millones de dólares en compras de esa divisa en México.

Los “laxos controles” de HSBC México la habían convertido en “la institución favorita de los cárteles“, según la agencia estadunidense.

HSBC evita cargos criminales

Estados Unidos anunció el pasado martes 11 de diciembre un acuerdo con el banco inglés HSBC por su responsabilidad en el lavado de millones de dólares de cárteles de las drogas de México y Colombia, en el que se estableció una multa por mil 920 millones de dólares contra la institución financiera: mil 256 millones que ya habían sido incautados y 665 millones en multas civiles.

A pesar de haber violado varias leyes de Estados Unidos al permitir que se lavaran cientos de millones de dólares a través de sus subsidiarias, el banco logró evitar una acusación criminal y ninguno de sus ejecutivos enfrenta una sanción penal.

Las autoridades estadunidenses decidieron no presentar cargos criminales a HSBC ya que podría poner en riesgo a uno de los bancos más grandes del mundo y con ello desestabilizar el sistema financiero internacional, reportó el diario The New York Times.

En julio pasado, la filial en México de HSBC pagó una multa por 379 millones de pesos por reportar tardíamente 1,729 operaciones inusuales y no informar sobre otras 39 operaciones. Entonces, HSBC México aceptó que falló al cumplimiento de las disposiciones bancarias vigentes y su entonces presidente en México afirmó que el banco había decidido cerrar sucursales en zonas del país “de alto riesgo”.

A finales de ese mes, el banco de origen inglés anunció que había apartado 2 mil millones de dólares para cubrir posibles multas por lavado de dinero en Estados Unidos y demandas de clientes británicos por ventas abusivas de productos financieros.