Se debe dar prioridad a la producción de granos básicos para evitar hambruna en México: CNC

El presupuesto para el campo 2013 es superior a los 300 mil millones de pesos, pero es necesario hacer esfuerzos financieros adicionales, dice el senador Manuel Cota Jiménez.

·       Confederación Nacional Campesina

Si bien los diputados y senadores de la Confederación Nacional Campesina plantearán al Poder Ejecutivo federal incrementar el presupuesto 2013 para el sector agropecuario, se tendrán que realizar esfuerzos adicionales para dar prioridad a la producción y productividad de granos básicos, en particular maíz, frijol, trigo y arroz y, entre los forrajeros el sorgo, pues “necesitamos desaparecer amenazas de hambruna en determinadas regiones del país”, dijo el senador Manuel Humberto Cota Jiménez.

El presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Senado de la República e integrante de la dirigencia de la CNC, consideró que el ciclo productivo de otoño – invierno 2012–2013, que se encuentra en pleno desarrollo en las regiones noroeste, norte y noreste,  permitirá calibrar las posibilidades de incremento de la productividad, de distribución y comercialización de fertilizantes y semillas, agroquímicos y maquinaria, así como servicios de asistencia técnica.

Recordó que de aumentar la oferta de alimentos y en esa medida atacar la pobreza que se vive de manera fundamental en las zonas rurales,  las distintas instancias de gobierno deberán concurrir con apoyos y  programas firmes y solidarios con el sector campesino.

Dijo que en el presente año se canalizaron recursos para el sector rural –a través del denominado Presupuesto Especial Concurrente, PEC– por un monto ligeramente superior a 305 mil millones de pesos, de manera que la propuesta de la Confederación Nacional Campesina, de 355 mil millones de pesos para el ejercicio de este año, vendrá a fortalecer la capacidad económica del sector primario de nuestra economía.

Desde mediados del mes de octubre, comentó, se inició la etapa de preparación de tierras para el ciclo de otoño–invierno 2012-2013, con un programa de siembras que podría llegar a más de 3.5 millones de hectáreas, fundamentalmente de riego, donde se dará prioridad al cultivo de maíz, trigo, frijol, arroz y sorgo.

Se avanza también en la recolección de las cosechas en todo el país, correspondientes al ciclo de primavera–verano 2012, con la solicitud al gobierno federal de dar prioridad al acopio y comercialización de la producción nacional de granos, y no cometer fallas en cuanto a la programación y autorización de cupos mientras existan inventarios de granos en manos de los productores mexicanos.