El gobierno de BC, principal promotor de la trasnacional OHL en el proceso de privatización del agua en la entidad

El regidor Alfonso Blancafort, coordinador de la Comisión de Hacienda del Vigésimo Ayuntamiento de Ensenada y dirigente del Partido Verde Ecologista de México en Baja California, consideró que la planta desaladora de agua de mar que el gobierno de Felipe Calderón concedió a una trasnacional española, no es la solución al problema de abasto de agua potable a la ciudad de Ensenada, que hoy tiene un déficit en el suministro de 160 litros por segundo.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Asimismo denunció que el principal promotor de la empresa es el gobernador de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán, quien junto con su administración se equivocó en la asesoría  que presta directamente a la empresa Aguas de Ensenada, filial de la trasnacional española Obrascón, Huarte y Lain, mejor conocida internacionalmente por sus iniciales OHL, para que se asiente en las inmediaciones del humedal La Lagunita-El Naranjo.

Asimismo acusó a Enrique Pelayo de extorsión en el tema de La Lagunita, además de que sigue ocultando información del proyecto español al cabildo.

Además, el regidor Blancafort, informó que el gobierno de Felipe Calderón entrega un subsidio, a fondos perdidos, de 180 millones de pesos a la empresa Aguas de Ensenada, dinero que hoy esta en riesgo por la dificultad que afronta la compañía para instalarse en Ensenada.

Y explicó cómo el agua potable que produciría la trasnacional se contaminaría y perdería por las fallas de infraestructura que tiene la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), además de no se tiene certeza en cuanto al precio final al que venderá el agua que desale al gobierno estatal y por ende al consumidor final.

A continuación, la entrevista con el munícipe: