Expresidentes mexicanos reciben escandalosas pensiones de 5 millones de pesos mensuales

Fundamentadas en acuerdos presidenciales inconstitucionales que violan la garantía de legalidad, los ex presidentes de México reciben desproporcionadas pensiones tras dejar el cargo, las cuales sumadas con todos los beneficios, incluidos los de seguridad y ayudantía, llegan a un monto superior a los 5 millones de pesos mensuales, único del mundo.

 Difunet/ A los Cuatro Vientos

La revelación la realizan los investigadores Ernesto Villanueva e Hilda Nucci, quienes el pasado domingo presentaron el resultado de su indagatoria en el libro Beneficios Expresidenciales (Editorial Temis), en el Pabellón de la Transparencia durante el cierre de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2012.

Hilda Nucci dio a conocer lo siguiente: “De conformidad con el Presupuesto de Egresos del ejercicio fiscal 2011-2012, la pensión que recibe un ex Presidente es de $ 205 mil 122.06 pesos (equivalente al salario mensual de un Secretario de Estado). Empero, a esa pensión habría que agregar la cantidad de $ 4 millones 799,999.00 pesos por gastos de ayudantía y seguridad. Así, un ex Presidente percibe ingresos mensuales que ascienden a $ 5 millones 005, 121 pesos”.

Esta pensión representa 2 mil 677 salarios mínimos mensuales aproximadamente, sin contar los bonos y prestaciones adicionales como aguinaldos, gastos de viaje, oficina, entre otros. Nucci y Villanueva encontraron que hasta hace algunos años los ex presidentes recibían los gastos de ayudantía y seguridad para 103 elementos, sin embargo la suma ahora es para 425, lo que infla la suma de manera importante.

El diputado federal Carlos Augusto Morales, integrante de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Unión, asegura que el monto de la pensión mensual de un ex Mandatario es equivalente a un millón de desayunos al mes para niños en situación de pobreza; pero si se multiplica la cifra por los 12 meses del año, son 60 millones de pesos y si a su vez se suman todos los presidentes con vida (Luis Echeverría, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón), el monto se incrementa a 300 millones de pesos anuales. Esto sin contar el monto que reciben las viudas del recientemente fallecido Miguel de la Madrid y de José López Portillo.

Por su parte, el director del área de Derecho de la información del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Ernesto Villanueva, identificó 10 problemas que tenemos respecto al tema.

1.- Las pensiones de los ex presidentes son vitalicias y eso no sucede en el mundo.

2.- México es el único caso donde los ex presidentes tienen ingresos adicionales, como Ernesto Zedillo o Vicente Fox y, ahora, Felipe Calderón cuando se vaya a Harvard, a diferencia de otros países donde, cuando reciben apoyos adicionales, se suspenden las pensiones.

3.- En ninguno de los países analizados, ningún ex presidente tiene a su servicio más de 100 ayudantes para su protección personal. Eran 103, ahora ya son 425.

4.- En todos los países se cuenta con una base legal básica que justifica la erogación de recursos para los ex presidentes. En México esto no sucede y se da bajo el esquema de modos y costumbres al margen de la ley.

5.- El ex Presidente de México es el único que mayor número de salarios mínimos recibe en el mundo entero como parte de sus ingresos integrales, lo que revela una profunda desigualdad social.

6.- El ex Presidente de México es el único que tiene ingresos ilimitados y gratuitos por lo que se refiere a los servicios médicos gratuitos del Ejército y los principales hospitales. En otros países tienen descuentos, pero no es gratis.

7.- El ex Presidente de México es el único que tiene militares en activo para su protección personal. En otros países son civiles.

8.- El ex Presidente de México es el único que protege sus privilegios por más tiempo para él o ella y para su viuda o viudo y sus hijos, lo cual no se da en otros países como en Estados Unidos, donde sólo abarca hasta los 10 años.

9.- El ex Presidente de México es el único que no ha sido cuestionado por la sociedad organizada por los excesivos beneficios a diferencia de otros países donde el umbral de tolerancia al exceso y al despilfarro es mucho menor.

10.- Este es el primer libro que existe en América Latina que toca el tema, que había quedado fuera de la atención de la opinión pública y de la comunidad académica.

Existe gran indignación en la sociedad mexicana por las pensiones escandolas e ilegales que reciben los expresidentes.

El también integrante del Sistema Nacional de Investigadores Nivel “C” del Conacyt, adelantó que un grupo de abogados procederá a presentar un caso legal, con variantes desde el punto de vista de faltas a la Ley Federal de Responsabilidad Administrativa, contra el nuevo secretario de Hacienda si paga recursos no previstos en la ley, violando el artículo 126 constitucional, el cual dice: “No podrá hacerse pago alguno que no esté comprendido en el presupuesto o determinado por la ley posterior”.

Los investigadores encontraron el origen para otorgar una pensión y apoyos a los ex presidentes en el Acuerdo presidencial núm. 7637, registrado con fecha 25 de noviembre de 1976; en el Acuerdo presidencial núm. 2763-BIS, del 31 de marzo de 1987; en el Reglamento del Estado Mayor Presidencial, del 16 de enero de 2004 y en el Presupuesto de Egresos de la Federación de cada año.

Sin embargo, ninguno de los acuerdos fue firmado por los entonces presidentes de la República Luis Echeverría, Miguel de la Madrid, ni por Vicente Fox, como tampoco fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación y, por tanto, son carentes de toda obligatoriedad para el Estado Mexicano. Es decir, se trata de ordenamientos discrecionales y, por tanto, su carácter es ilegal.

El resultado de estas cifras implica que los ex mandatarios mexicanos cobran mensualmente 500 por ciento más que el segundo país con estos salarios, como es Singapur, 600 por ciento más que Suiza y más que Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Sudáfrica, Reino Unido, Estados Unidos, España, Colombia, Chile, Italia, Francia, Perú y Dinamarca, entre otros, explicó la Maestra Hilda Nucci.

Carlos Augusto Morales destacó la importancia y actualidad de Beneficios Expresidenciales, porque cubre un vacío en la transparencia de nuestro país; es un tema muchas veces abordado desde el punto de vista político, pero nunca desde el académico y, además, sustentado con tal amplitud como en la presente obra.

El legislador anunció la presentación en los siguientes días, de una iniciativa donde se busque poner un límite a esta atrocidad que se vive en nuestro país. “No pedimos un trato irresponsable a los ex presidentes, la función pública es muy noble y debe tener una retribución digna, pero no puede ser abusiva, ni grosera como lo es en nuestros días”, finalizó, por lo que la partida presidencial debe reducirse en por lo menos 50 por ciento a lo que se le destina hoy.

Ernesto Villanueva Villanueva

Investigador de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, donde coordina el Área de Derecho de la Información. Es Doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Doctor en Comunicación por la Universidad de Navarra e Investigador Nacional Nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT.

En el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM dirige las revistas Derecho Comparado de la Información y Comparative Media Law Journal. Igualmente, es titular de la Cátedra Konrad Adenauer de Derecho a la Información.

Sus líneas de investigación y temas de interés incluyen el derecho de acceso a la información, derecho de los periodistas, libertad de expresión e información, regulación de medios, derecho de réplica y protección de datos personales, transparencia y rendición de cuentas, y acceso a la información pública.

Es autor de 25 libros, coautor de 12, coordinador de 14 obras colectivas, y autor de 37 capítulos en libros, así como de 40 artículos científicos.

Perito en el Caso Claude Reyes y otros vs. Chile ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Sentencia de 19 de septiembre de 2006.

Perito por la CIDH por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el caso Gudiel Álvarez y otros (“Diario Militar”) contra Guatemala (2012).

Hilda Nucci González

Profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac y de la Barra Mexicana de Abogados; actualmente es investigadora asistente del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, y doctorante en Derecho.

Diciembre 03 de 2012