Alerta el Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas sobre el exterminio de activistas en Guerrero

– Condenan el brutal asesinato de la dirigente campesina  Juventina Villa y de uno de sus hijos.

– Demandan detener la masacre de dirigentes y campesinos en la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán en el Estado de Guerrero.

– Urgente revisar la actuación de los cuerpos policiacos en Guerrero: la dirigente tenía protección de 10 policías estatales.

– Exigen un pronunciamiento del Congreso para que se tomen mediadas cautelares serias para garantizar la integridad de la población campesina en la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán.

CONOC

Ante la noticia del brutal asesinato de Juventina Villa Mojica, Dirigente  de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán (OCESPCC) en el Estado de Guerrero y de uno de sus hijos de 17 años ocurrida ayer a manos de un grupo de pistoleros, las organizaciones que conforman el Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (CONOC) demandan la urgente intervención del Congreso para que se tomen medidas cautelares serias a favor de la población campesina que vive en la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán, particularmente de los dirigentes campesinos que son sistemáticamente exterminados, ante la indolencia del Gobierno Estatal.

De acuerdo a la información disponible Juventina Villa coordinaba el desplazamiento de más de 40 familias de la Comunidad de La Laguna a la Comunidad de Las Ollas en el municipio de Coyuca de Catalán en el Estado de Guerrero, cuando ella y su hijo fueron acribillados por un grupo de 30 ó 40 hombres armados a pesar de contar con medidas de protección del gobierno del estado, consistentes en un grupo de 10 policías estatales.

Juventina Villa lloró la muerte de sus sobrinos días antes de ser ella víctima de un atentado. Hoy, sus familiares, amigos y compañeros de lucha la lloran.

Las muertes de Juventina Villa y de su hijo se suman a la larga lista de asesinatos contra campesinos y dirigentes sociales en una región dominada por bandas de la delincuencia organizada, que aparentemente operan con total libertad a pesar de la presencia policiaca y del ejército y en circunstancias en las que frecuentemente no queda muy clara la actuación de los cuerpos de seguridad, como es el caso del secuestro y desaparición forzada de Eva Alarcón Ortíz y Marcial Bautista Valle, dirigentes campesinos de la OCESPCC, “levantados” cuando viajaban en diciembre pasado en un autobús de pasajeros que formaba parte de un convoy de vehículos que eran escoltados por la policía estatal.

Ante el asesinato de Juventina Villa y de su hijo se pospuso el desplazamiento de las más de 40 familias, las cuales prácticamente estarían a merced de un gobierno de facto conformado por grupos de la delincuencia organizada y quienes estarían viviendo prácticamente en un escenario de guerra donde en los hechos se les priva de sus derechos humanos.

El CONOC señala también que el silencio que han guardado las autoridades ambientales en México, particularmente la SEMARNAT y CONAFOR ante el exterminio de dirigentes y de la población campesina en general, quienes se esfuerzan en manejar y conservar sus recursos forestales y la biodiversidad que albergan, contribuye a mantener en la impunidad todos estos crímenes en la región.

Atentamente: Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas CONOC:

Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (AMUCSS), Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC), Coordinadora Estatal de los Productores de Café de Oaxaca (CEPCO), Frente Democrático Campesino de Chihuahua (FDC), Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ), Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Red MOCAF)

30 de Noviembre del 2012.