Tijuana, capital de la diversión noche y día y de la trata y explotación de mujeres

La zona norte de la ciudad fronteriza, laboratorio de sexo, drogadicción y violencia.

Un negocio de 16 mil menores y 80 mil adultas con ganancias por 32 mdd al año

Sanjuana Martínez / La Jornada

En la calle Coahuila, epicentro de la trata de mujeres en México, el show es permanente. Son las 10 de la mañana y el bar Adelita, con hotel incluido, is always open. El ambiente denso esta cubierto de luz roja, azul y verde. Del techo cuelga una cadena y un aro cromado. De pronto, una mujer escultural con vestido ceñido salta al escenario. Empieza a bailar con movimientos cadenciosos y hace acrobacia con el aro.

Es morena, delgada, tiene el cabello corto y unos 25 años. Hace pasos de ballet clásico en fusión erótica reguetonera con pirouetteassambléecoupé y grand jeté. Tiene una condición de atleta y domina el pole dancing: del aro pasa al tubo; sube, entrelaza las piernas y baja de cabeza; se desliza por el suelo, se abre en escuadra y con un movimiento gimnástico queda de rodillas; con los codos pegados al suelo, levanta el trasero, se para y va despojándose del vestido y el sujetador con la mirada puesta en el público. De pie, los hombres visiblemente entusiasmados aplauden y le ofrecen billetes, ella se acerca con movimientos sensuales y va enganchando los dólares en su tanga; finge confusión, finalmente elige al mejor postor para sentarse en sus piernas.

Enfrente hay media docena de chicas, todas llevan una banda como si fueran reinas de belleza y candidatas a Miss Universo. Son muy jóvenes y están maquilladas exageradamente para aparentar más edad. La propaganda anuncia a sugerentes mujeres semidesnudas con sombrero charro para la celebración del 20 de noviembre, con descuentos especiales de apenas 15 por ciento gracias al Buen fin.

Leer el reportaje completo en la siguiente liga:

http://www.websanjuanamartinez.com/2012/11/la-trata-para-ricos-y-para-pobres.html

29 de Noviembre de 2012.