Violencia, cultura y juventud

La problemática de la violencia en México es un asunto urgente, nos encontramos con uno de los índices mas altos en lo que respecta a este tema de toda la historia.

Aura García / A los Cuatro Vientos

La situación es muy grave, pero mas grave aun es el hecho de que poco a poco nos hemos ido desensibilizando ante estos temas, es increíble que escuchemos como algo normal sucesos que deberían escandalizarnos y llevarnos a querer buscar soluciones.

El sector juvenil es un blanco fácil para la violencia, tanto para ser víctimas como victimarios; basta con pensar en el fenómeno de los niños sicarios, del famoso bullying escolar y cibernetico.

Y es que actualmente las redes sociales son una herramienta perfecta para la violencia ya que los agresores pueden destruir toda una vida sin tener que moverse de la comodidad de su hogar y escudándose detrás de un monitor (recordemos el reciente caso del suicidio de Amanda Todd), es necesario que no tengamos que esperar a que sucedan casos como estos para que reaccionemos, podemos hacer la diferencia desde nuestro círculo social promoviendo una cultura de paz.

¿Y por qué la violencia es mayor hoy en día? Si bien hay diversos factores que influyen a que una persona sea violenta (historia familiar, medio donde se desarrolla, genética, educación, etcétera), debemos destacar que actualmente vivimos en una cultura de violencia, en la que día con día nos vemos mas sumergidos en ella para muestra de esto solo tenemos que fijarnos en la programación que diariamente ven las nuevas generaciones en el televisor (aparato que es utilizado en gran medida para hacer de papá o mamá sustituto) observamos que los programas propagan la violencia como algo normal y que en gran medida la enaltecen; esto afecta muchísimo a los pequeños ya que en lugar de hacerlos personas criticas o pensantes los vuelve seres desensibilizados y violentos.

Si tuviera que encontrar un factor determinante para esta problemática sería la educación  en todos los ámbitos desde lo que se ensaña en el hogar hasta lo que se aprende en las escuelas.

El deplorable nivel en el que se encuentra la educación en México va estrechamente ligado a la alza en índices de violencia y delincuencia.

Es necesario que tomemos medidas en este asunto y no solo ataquemos la superficie del problema. Debemos adentrarnos a sus raíces y empezar desde ahí.  Apoyemos a nuestros jóvenes y niños ofreciéndoles mejores alternativas educativas y espacios de recreación; modifiquemos la sociedad individualista en la que habitamos y empecemos a ser mas empáticos.

Unámonos como sociedad para exigir políticas que ayuden a los sectores mas vulnerables ya que son éstos los que están gravemente expuestos a caer en las garras del narcotráfico y continuar con el ciclo de la violencia.

Menos violencia,armas y drogas.

Y mas libros y educación para México.