México, sede de la cumbre de indignados

Madrid, 25 de noviembre. En diciembre México será sede de la Cumbre Mundial de Indignados, Disidentes e Insurgentes, donde se analizarán las protestas ocurridas en los países de la primavera árabe, Grecia, España, Estados Unidos y Chile, entre 2010 y 2012.

Notimex/ La Jornada
El organizador del encuentro, el poeta e historiador mexicano Enrique Márquez, señaló la importancia de que esto se realice en el país, que ha sido históricamente tierra de asilo y de preparación de los movimientos revolucionarios más importantes que han ocurrido en América Latina.

Entrevistado en una gira de trabajo por la capital española, confirmó que habrá una importante presencia de jóvenes del norte de África, que participaron activamente en los movimientos de protesta de Túnez, Libia, Siria, Egipto y Marruecos, entre otros.

Asimismo, habrá representación del movimiento de Indignados, que inició en esta capital el 15 de mayo del año pasado, pero lamentó que no haya presencia activa de #YoSoy132 mexicano, aunque reiteró la convocatoria para que estén presentes.

También se efectuará una exposición dedicada al movimiento Occupy de Wall Street; lamentablemente acaba de anunciar que no asistirá el poeta sirio Ali Ahmad Said Esber (Adonis), el escritor más renombrado del mundo árabe, pero entendemos que el conflicto de Siria lo limita.

Márquez dijo que la confirmación de efectuar la Cumbre Mundial de Indignados, Disidentes e Insurgentes en diciembre próximo en México se dio hace unas semanas en Nueva York, en el contexto de una reunión de la Internacional Socialista.

Expuso que el todavía jefe de Gobierno de la ciudad de México, Marcelo Ebrard Casaubon, en su calidad de vicepresidente de la Internacional Socialista, propuso la realización de la cumbre, lo cual fue aprobado.

Esta cumbre, de hecho, será el primer acto político de Ebrard una vez que entregue el cargo de jefe de Gobierno capitalino a su sucesor, Miguel Ángel Mancera.

El ex coordinador general de los festejos del bicentenario de la ciudad de México subrayó que siempre nos pareció que era importante crear una masa crítica en México en torno de estas nuevas formas de movimientos sociales radicales.

Apuntó que es importante analizar toda esta nueva rebelión social, internacional, que pasa por la nueva tecnología, por las redes, y que es la primera insurrección que utiliza la tecnología como herramienta de convocatoria y de movilización.