Urge atender el ámbito de la seguridad pública del país: CNDH

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, en reunión de trabajo celebrada ayer con los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, advirtió que es urgente atender el ámbito de la seguridad pública del país y denunció, con cifras alarmantes, de una realidad alarmantes, el incremento constante de víctimas de la violencia en el sexenio calderonista: 46 mil personas ejecutadas, 15 mil 921 cadáveres no identificados, dos mil desaparecidos, torturas, tratos crueles e inhumanos, 99 % de impunidad en los ilícitos que se registran, crisis en el sistema penitenciario y falta de rendición de cuentas del secretario de Seguridad Pública Federal

 A continuación el comunicado oficial de la CNDH, fechado este miércoles 21 de noviembre de 2012:

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Doctor Raúl Plascencia Villanueva sostuvo una reunión de trabajo con los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, ante quienes hizo un llamado para que se atienda, con la mayor urgencia, el ámbito de la seguridad pública del país.

Denunció que en los últimos años se incrementó, de manera considerable, el número de víctimas de la violencia y de los que han sufrido diversos agravios por actos y omisiones a cargo de servidores públicos.

Ello implicó, dijo, un incremento sustancial de violaciones a derechos humanos como la tortura y los tratos crueles, inhumanos o degradantes, las detenciones arbitrarias, los allanamientos y cateos ilegales, la desaparición forzada y las privaciones arbitrarias de la vida, entre otras.

El Ombudsman nacional comentó que si bien existen factores como la presencia, cada vez más activa de la delincuencia organizada y el aumento de la incidencia delictiva a lo largo y ancho del país, también es cierta la poca eficiencia de las fuerzas policiales en la prevención del delito y la procuración de justicia.

Ante legisladores de varios partidos políticos, el Doctor Plascencia Villa nueva precisó que en el país sólo ocho de cada 100 delitos que se cometen son denunciados y que hay una cifra negra de 92 por ciento; solamente uno por ciento de los ilícitos que se registran es perseguido por las procuradurías generales de justicia y llega a sentencia condenatoria.

Esto, dijo, genera una impunidad de 99 por ciento que se ve reflejada en los 26 mil internos que ingresaron a los centros de reclusión del país durante los últimos seis años.

La CNDH tiene documentados más de 2 mil casos de desaparecidos, las ONGs han registrado hasta 30 mil casos de personas desaparecidas del año 2000 al 2012

De 2005 a la fecha, este Organismo público autónomo recibió 34 mil 385 quejas en contra de servidores públicos adscritos a áreas encargadas de la seguridad pública en el ámbito federal; lo cual significó un aumento de 84 por ciento en el número de quejas en los tres años de su administración al frente de la CNDH.Habló también de la desaparición de personas, que constituye una de las violaciones más graves a los derechos humanos. Informó a los senadores que la CNDH tiene en investigación dos mil 126 casos por desaparición forzada de personas. En los últimos dos años se emitieron 12 Recomendaciones por estos hechos.

Informó que la CNDH cuenta con registros de 46 mil 15 personas ejecutadas durante los últimos seis años, 15 mil 921 cadáveres no identificados y mil 421 cadáveres inhumados en fosas clandestinas.

La tortura y los tratos crueles, inhumanos o degradantes, dijo Raúl Plascencia ante los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, representan prácticas que afectan a las víctimas, en muchas ocasiones, de manera irreversible.

Dijo que en un tiempo se pensó que estas prácticas habían sido erradicadas, sin embargo en los últimos años crecieron hasta convertirse en uno de los principales retos de la justicia. Para dimensionar este problema basta con mencionar que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en 2005 registró sólo una queja por tortura; sin embargo, en

2011, el número de quejas por tratos crueles, inhumanos y degradantes ascendió a dos mil 40.

Habló también del  Sistema Penitenciario Nacional, que atraviesa por una crisis severa cuya principal causa es la falta de una política pública integral y articulada en la materia.

Hay una población de 239 mil 760 internos y 418 centros penitenciarios incluidos los federales y los estatales.

Expuso que el Estado eroga enormes recursos para el combate a la delincuencia y la detención de criminales, pero prácticamente abandona al interno una vez que se encuentra en prisión.

Otro de los temas abordados por el Dr. Raúl Plascencia, durante su reunión de trabajo con la Comisión de Derechos Humanos del Senado, fue el de las víctimas del delito que, además de ser las grandes olvidadas en el sistema de justicia penal, continúa pendiente su demanda de Justicia; sanción a los responsables y reparación del daño.

Para terminar, comentó que la única vía segura para combatir el delito es contar con elementos de seguridad profesionales en el más amplio sentido y regidos bajo estrictos estándares de honestidad, rectitud y ética. Enfatizó que la policía, para ser efectiva debe ser la primera en respetar la Ley. Una corporación policial o de seguridad que presenta

recurrentemente graves fallas, es una corporación que no sólo no realiza el trabajo para la cual fue diseñada, sino que, además,  alimenta y fomenta el crecimiento de los grupos criminales y se vuelve, a final de cuentas, generadora de la violencia que en realidad debe combatir.

Por ello, dijo Plascencia: “me permito recordar a esta Soberanía, la solicitud formal que el día 9 de octubre presenté a la Mesa Directiva del Senado de la República, en ejercicio de una facultad constitucional, para que en términos de lo que establece el artículo 102, apartado B, segundo párrafo de la Constitución Política de los Estados Unidos

Mexicanos, se citara a comparecer al secretario de Seguridad Pública Federal a fin de que explicara los motivos para no aceptar 3 recomendaciones sobre casos de torturas y desapariciones forzadas que fueron rechazadas;  así como, los nulos avances en el deslinde de responsabilidades ante las violaciones graves a derechos humanos que se acreditaron en el asunto de la normal rural «Raúl Ysidro Burgos» de Ayotzinapa, Guerrero”.

Se trata, concluyó el presidente de la CNDH, de un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas.

(http://www.cndh.org.mx/sites/all/fuentes/documentos/Comunicados/2012/COM_2012_315.pdf)

21 de Noviembre de 2012.