Abandono del gobernador Osuna y traición de funcionarios, causas de la crisis financiera de Ensenada

Armando Reyes Ledesma*

Antes que nada quiero manifestar que este gobierno ha enfrentado situaciones difíciles en cuanto a la apertura de canales de dialogo fluidos y eficaces. Afortunadamente hemos avanzado en el establecimiento de acuerdos a través del diálogo respetuoso e institucional. Sin embargo debemos reconocer también que atravesamos por una situación financiera difícil y que en gran parte se debe a la falta de apoyo por parte del Gobernador, situación que se contrasta con el apoyo que brindó a las dos administraciones anteriores, las que por cierto tenían el mismo origen partidista que el gobierno del estado.

Existen diversos reclamos de obras y servicios públicos que no han podido ser atendidos por falta de recursos pero también por la apatía o negligencia de algunos colaboradores de primer nivel del presidente municipal. De ahí que en honor a nuestro compromiso de hablar con la verdad, he de señalar que considero que algunos funcionarios de primer nivel han traicionado la confianza del alcalde y no han estado al nivel de las exigencias de esta administración.

Creo que aún estamos a tiempo de actuar para beneficio de los ensenadenses y aunque políticamente tenga un costo y que se generen críticas de quienes pretenden enriquecerse a costa del dinero público, se debe hacer una reingeniería de las dependencias municipales y eliminar algunos puestos de confianza que no resultan indispensables y que no están contemplados en ningún ordenamiento legal ni reglamentario y en consecuencia, se adelgace la nomina municipal.

No es mi intención puntualizar los pendientes de este gobierno y mucho menos alabar los logros y aciertos que se han tenido. Pero si es preciso que se establezca el compromiso de ser congruentes con nuestras acciones, con el eficaz manejo del presupuesto y en transparentando todas las acciones de este gobierno.

Señor presidente, le reitero que estaré a su lado en la lucha por lograr mayores recursos para Ensenada en la justa medida que se merecen los ensenadenses a través de la reforma de la Ley de Coordinación Fiscal; espero que también que se ponga al frente de la demanda porque el campo Militar del Ciprés pase a manos del municipio para contar con ese espacio para un bosque de la ciudad. Y también lo apoyaré en la demanda constitucional para que la CESPE pase a manos del ayuntamiento. Ese es un derecho que tenemos y que debemos exigir.

Estimados compañeros de cabildo, entramos al último año de nuestra gestión y debemos de redoblar los esfuerzos para eficientar los servicios públicos. Usted sabe, alcalde, que estaremos para apoyar todas las políticas, acciones y programas que beneficien a los ensenadenses. Que las diferencias que hemos podido tener y que podríamos tener en el futuro, son parte de nuestras visiones y aspiraciones de gobierno; y que son basadas en la buena fe.

Sigamos trabajando juntos por el bien de Ensenada.

* Coordinador general del Partido del Trabajo en Baja California y regidor del XX Ayuntamiento de Ensenada.

21 de Noviembre de 2012.