El incansable camino por un cementerio

Marchan solas en silencio, con la angustia y el desamparo en su mirada. Van arrastrando los pies. Caminan con dignidad. No se dan por vencidas, no desfallecen. La huella del dolor en sus rostros; la lucha incansable en sus manos, la ilusión colgada al cuello en una foto. Ellas buscan a sus hijos desaparecidos. Siguen el rastro de la esperanza, el destello de un suspiro de aliento que las sostenga para continuar.

Tras seis años, la Caravana de Madres Centroamericanas en Busca de sus Hijos en México tiene resultados: 67 localizaciones. La caminata continúa. Aún hay 120 mil migrantes sin encontrar. En octubre, estas mujeres reiniciaron la marcha. En la siguiente liga, podrá leer el reportaje completo de la periodista Sanjuana Martínez en el portal cibernético sinembargo.mx:

http://www.sinembargo.mx/05-11-2012/416429