El ordenamiento ecológico en BC: Lo que podemos perder

Con casi cinco millones de hectáreas bajo algún tipo de protección ecológica, Baja California se ubica entre las primeras cinco entidades del país que, al menos en el papel, más ordenamiento ambiental poseen para conservar su riqueza natural y paisajista.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

6 de junio de 2012.- En el territorio bajo resguardo especial para la flora y fauna regional, mucha de ella nativa, en calidad de protección especial o en vías de extinción, destacan áreas naturales protegidas, reservas de la biosfera, parques nacionales y humedales de importancia internacional.

Asimismo la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CANABIO) de la Presidencia de la República, declaró 31 sitios bajo sistemas de conservación que incluyen Regiones Prioritarias Terrestres, Regiones Hidrológicas y Marinas, y Áreas de Importancia para la Conservación de Aves. Esto en más de tres millones de hectáreas del territorio bajacaliforniano.

En el municipio de Ensenada se ubica la segunda Área Natural Protegida más extensa de la República Mexicana: el Valle de Los Cirios, con dos millones 521 mil 776 hectáreas, bajo administración de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

También en el municipio más grande de México se ubican cinco humedales (zona de tierras, generalmente planas, en la que la superficie se inunda permanente o intermitentemente) de importancia internacional, que colocan a Ensenada en una de las cinco regiones del país más relevantes para la conservación de ciénegas, marismas, esteros, pantanos, turberas y manglares.

A continuación, el ordenamiento ambiental que existe en Baja California con base a los criterios establecidos en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente:

1.- Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

Se ubica en los estados de Baja California y Sonora y se establece como Reserva de la Biosfera en decreto publicado el 10 de junio de 1993. Cuenta con una superficie de 934 mil 756 hectáreas.

Tiene un Programa de Conservación y Manejo como instrumento rector de planeación y regulación que establece las actividades, acciones y lineamientos básicos para el manejo y la administración del área natural protegida, programa publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) en el año de 1996.

2.- Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe.

Decreto publicado el 25 de abril del 2005 en el DOF, el cual la establece como área natural protegida con la categoría de Reserva de la Biosfera, que incluye Isla Guadalupe y los islotes Negro, Toro, de Enmedio y Zapato, así como una porción marina de aguas adyacentes con una superficie total de 476 mil 971.20 hectáreas.

La isla consta con una superficie de 250 kilómetros cuadrados y con una flora tipo matorral xerófilo, bosque de pino con arbustos marítimos desérticos o vegetación arbustiva marítima suculenta. Ciertos géneros de flora están bien representados por especies endémicas en la mayoría de las islas donde se tienen 36 especies reportadas de flora endémica.

3.- Reserva de la Biosfera Bahía de los Ángeles, Canal de Ballenas y Salsipuedes.

Esta zona representa un sistema costero y marino que se caracteriza por su alta productividad biológica, valor paisajístico y su reconocido buen estado de conservación.

Constituye un activo natural valioso para México y el mundo, en lo que respecta a la investigación científica, recreación y pesca, así como un importante refugio natural de diversas especies marinas.

Es un importante corredor biológico para una gran cantidad de especies de fauna marina, que adquiere mayor relevancia cuando se presenta el fenómeno climático de “El Niño”. Además, los humedales costeros presentes en la zona representan un hábitat importante para las aves acuáticas y playeras, tanto residentes como migratorias, donde forman importantes colonias de descanso, reproducción y alimentación.

Se decretó el 5 de junio de 2007 y cuenta con una superficie de 387 mil 956 hectáreas. Tiene un rango altitudinal desde el nivel del mar hasta más de dos mil metros de profundidad en el Canal de Ballenas.

Su vegetación dominante es principalmente algas. Se trata de un importante sitio de distribución de microalgas, algunas endémicas. Se encuentran 580 especies de macroalgas, muchas de ellas endémicas, además de 108 especies de algas rojas.

4.- Parque Nacional Constitución de 1857.

Tiene una superficie de cinco mil nueve hectáreas y se localiza en la Sierra de Juárez. Fue decretado como Reserva Forestal el 31 de junio de 1951 y cambia de categoría en decreto del 13 de Julio de 1951, que lo estableció como Reserva Forestal Nacional.

En decreto publicado en el DOF el 27 de Marzo de 1962 se declara como Parque Nacional para la Conservación de la Flora y Fauna. Su flora cuenta con especies de bosque de pino y su fauna con especies como venado bura, puma, borrego cimarrón, zorros y conejos. De aves están presentes las codornices, pájaros carpinteros, patos, halcones y el águila calva.

5.- Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir.

En decreto publicado en el DOF del 4 de Octubre de 1923 se establece como Reserva Forestal Nacional y en decreto del 26 de Abril de 1947 se declara como Parque Nacional para la Conservación de la Flora y Fauna, con 72 mil 909 hectáreas de superficie.

En su flora esta presente el bosque de pino y oyamel. Su fauna cuenta con especies como venado cola blanca, borrego cimarrón, puma, zorro gris, halcón cola roja, ardillas, tuzas, ratones y víboras cascabel entre otras especies. Recientemente se inicia el programa de reintroducción del Cóndor de California en las sierras de este Parque Nacional.

Su importancia ecológica estriba en la regulación del ciclo hidrológico ya que origina los principales arroyos de la entidad.

Es uno de los dos macizos arbolados de Baja California con alto porcentaje de endemismos (especies nativas), excepcional para investigación científica y observación astronómica. Al respecto, cuenta con un laboratorio astronómico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y tiene el punto más alto del Estado: el Picacho del Diablo, con tres mil 96 metros de altura sobre el nivel del mar.

El Parque Nacional Sierra San Pedro Mártir es la primera área natural protegida de competencia federal que por convenio se transfiere su administración y manejo al Gobierno del Estado de Baja California.

6.- Parque Nacional Archipiélago de San Lorenzo.

Se localiza en la Región de las Grandes Islas del Golfo de California, al suroeste del Municipio de Ensenada.

Las islas, cayos y superficies emergidas que conforman el archipiélago se encuentran protegidas como área natural protegida, al quedar comprendidas en el Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 2 de agosto de 1978, que establece una zona de reserva y refugio de aves migratorias y de la fauna silvestre, y comprende varias islas situadas en el Golfo de California, mismas que conforme al Acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 7 de junio de 2000, se les otorgó una categoría acorde con su manejo como área de protección de flora y fauna.

El archipiélago, como parte fundamental de una unidad biogeográfica de ecosistemas marítimo terrestres, con rica biodiversidad de flora y fauna terrestre y marina, fue sujeto a una declaratoria de protección para su porción marina, que conlleva a que la porción terrestre del territorio insular cuente con una zona complementaria de protección en su parte marina.

De esa manera, mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 25 de abril de 2005, se declara área natural protegida con la categoría de parque nacional exclusivamente la zona marina que circunda al complejo insular conocido como Archipiélago de San Lorenzo, ubicada en el Golfo de California, frente a las costas del Municipio de Ensenada, con superficie total de 58 mil 442.80 hectáreas, donde se ubican tres zonas núcleo con una superficie total de 8 mil 805.76 hectáreas, y una zona de amortiguamiento con una superficie total de 49 mil 637.03 hectáreas.

Dentro de las islas, cayos y superficies emergidas del Archipiélago de San Lorenzo, entre los más representativo tenemos a las islas Partida, Cardonosa, San Lorenzo, Las Ánimas, Salsipuedes y Rasa, así como a los islotes El Rasito y Roca Partida.

7.- Área de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California.

Se trata de uno de los mares más bellos y productivos del mundo. Cuenta con islas, islotes y accidentes insulares, mismos que fueron decretados el 2 de agosto de 1978 como Zona de Reserva y Refugio de Aves Migratorias y de la Fauna Silvestre.

A partir del 7 de junio de 2000, esta zona se recategoriza como Área de Protección de Flora y Fauna, conforme al acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación. Tiene una superficie de 380 mil hectáreas.
Las islas del Golfo de California son reconocidas, por la comunidad científica internacional, como uno de los ecosistemas insulares ecológicamente más intactos del mundo y de los pocos laboratorios naturales aún existentes.

Su aislamiento y sus procesos naturales, permiten probar teorías concernientes a las formas de evolución, tasas de extinción y colonización de especies; así como sobre las interacciones entre las especies y su adaptación a los ambientes insulares.

El Área de Protección de Flora y Fauna cuenta con un Programa de Conservación y Manejo publicado en el DOF el 7 de junio del 2000.

8.- Área de Protección de Flora y Fauna Valle de los Cirios.

Surge con un decreto de fecha 2 de Junio de 1980 donde se estableció como área natural protegida con categoría de Zona de Protección Forestal y Refugio de la Fauna Silvestre Valle de los Cirios, y a partir del 7 de junio de 2000 se recategoriza como Área de Protección de Flora y Fauna Valle de los Cirios.

Su importancia ecológica estriba en que se considera un ecosistema único a nivel mundial. Forma parte del Desierto Central de la Península de Baja California y alberga una mezcla de comunidades vegetales y fauna endémica de gran interés científico.

Constituye un refugio de fauna y aves migratorias, es un ecosistema frágil y de conservación de recursos genéticos (forestales y faunísticos) de gran relevancia por la regulación que hace del ciclo hidrológico.

El área comprende una superficie de dos millones 521 mil 776 hectáreas, que la convierte en la segunda área natural protegida con mayor superficie en México y representa aproximadamente el 34 por ciento de la superficie del estado de Baja California.

9.- Humedales de importancia internacional Ramsar:

A.- Corredor Costero La Asamblea–San Francisquito, designado el 27 de noviembre de 2005 con 44 mil 304 hectáreas, el cual reúne una combinación de esteros, marismas, pequeñas lagunas costeras, pozas hipersalinas, playas arenosas, áreas de dunas, islas, islotes, formaciones arrecifales costeras e insulares, fondos marinos blandos, bajos lodosos, manglares y camas de algas.

Todos ellos en íntima relación con uno de los sistemas marinos más productivos de todo México y enmarcado un ecosistema desértico extremadamente árido.

De él la Convención sobre los Humedales Ramsar destacó que se trata de una combinación de ambientes, ecosistemas y relaciones ecológicas que le otorgan un carácter singular, que merece ser reconocido internacionalmente.

La CONABIO la designó “Región Prioritaria para la Conservación en México”, “Región Marina Prioritaria para la Conservación en México” y “Área Prioritaria para la Conservación de las Aves”.

La Coalición para la Sustentabilidad del Golfo de California reafirmó estas designaciones a través de un taller multidisciplinario de expertos, en el cual se propuso a esta como una región prioritaria para la conservación de la biodiversidad en el Golfo de California (Coalición para la Sustentabilidad del Golfo de California, 2001).

B.- Isla Rasa, que también es Área Nacional Protegida y Patrimonio Natural, se designó el 2 de febrero de 2006 con 66 hectáreas.

C.- El Estero de Punta Banda se eligió el 2 de febrero de 2006 con dos mil 393 hectáreas. Es considerado por el Programa de Regiones Prioritarias para la Conservación de la Biodiversidad de la CONABIO, como un sitio prioritario para la conservación a nivel regional y nacional dada su alta presencia de endemismos, su riqueza específica de especies y su gran importancia funcional como centro de origen y diversificación natural.

Asimismo, se ha designado como un Área Importante para la Conservación de las Aves (AICAs) de categoría 5; esto es, un área en donde la realización de trabajo de investigación ornitológica es relevante para la conservación de las aves a nivel mundial.

El Área de Protección Estero de Punta Banda no se encuentra alterada significativamente por la acción del hombre. El estero mantiene hábitats de playa arenosa, dunas costeras, áreas salinas, áreas marinas y marisma baja, media y alta, lo que le confiere el carácter de ambiente costero-lagunar representativo de la ecoregión californiana.

En particular, el tipo de marismas presente en el estero, intactas y sin alteración, ha desaparecido en todo el corredor costero que se extiende desde Ensenada hasta el sur de California, Estados Unidos.

El estero es un área de refugio para focas, alberga poblaciones de aves migratorias y residentes y funciona como criadero para peces de importancia comercial, siendo hábitat para dos especies en peligro de extinción, 12 amenazadas y 15 de cuidado especial, de acuerdo a la legislación mexicana.

D.- La Bahía de San Quintín se decretó el 2 de febrero de 2008 con cinco mil 438 hectáreas. Se trata de uno de sólo dos humedales en la costa occidental de Baja California, que representan lo que en épocas pasadas era un ecosistema más común en la región biogeográfica Californiana.

Su biodiversidad deriva de su alta productividad, al ser un ecosistema que cuenta con una gran variedad de hábitats en un saludable estado de conservación y de estar ubicada en una región biogeográfica Mediterránea de transición entre zonas templadas y subtropicales.

En esta área convergen flora y fauna con afinidades tropicales y templadas, dándole un carácter único a la región. Por las características antes mencionadas, el humedal es considerado raro o poco común para la región biogeográfica Californiana.

Además, la Bahía de San Quintín alberga las poblaciones reproductoras más importantes de una especie y cinco subespecies de aves amenazadas o en peligro: el rascón picudo californiano, la polluela negra, el charrán mínimo, el gorrión sabanero, la perlita bajacaliforniana norteña y el chorlo nevado occidental.

Asimismo existen poblaciones de búho cuerno corto, halcón peregrino y musaraña adornada, especies bajo Protección Especial según la NOM-059-ECOL-2001.

En el contexto regional, la Bahía de San Quintín es la única área natural en la región Mediterránea de la Alta y Baja California que permanece relativamente intacta en sus funciones ecológicas como laguna costera, a la vez que es un área escénica de gran belleza. Muchas de las especies y subespecies de conservación prioritaria dependen en gran medida de la salud o estado de conservación de este humedal para su supervivencia.

E.- La Laguna Hanson, del Parque Nacional Constitución de 1857, se decretó el 2 de febrero de 2010 con 510.9 hectáreas de superficie. De ella la CANABIO manifiesta que es un humedal sumamente importante en el contexto biogeográfico de Baja California, ya que el almacenamiento del agua dulce permite que esta parte de la cuenca tenga un potencial hídrico importante en la distribución del agua cuenca abajo.

Una de sus funciones principales, agrega la comisión, es la de servir de recarga de la cuenca alta del arroyo de Guadalupe, considerado como una laguna somera, cuyo volumen varía de 750 mil a un millón 850 mil metros cúbicos de capacidad.

De igual manera, afirma, la cantidad de agua a niveles freáticos relativamente someros favorece el mantenimiento de los diversos hábitat y microclimas, ofreciendo la posibilidad de mantener un gran número de plantas y animales de importancia local y estatal.

10.- Regiones Prioritarias Terrestres, Hidrológicas y Marinas y las Áreas de Importancia para la Conservación de Aves, decretadas por la CONABIO.

Las Regiones Terrestres Prioritarias son: El Vizcaíno-El Barril, Sierras La Libertad-La Asamblea, Valle de Los Cirios, San Telmo-San Quintín, Punta Banda-Eréndira, Santa María-El Descanso, Sierra de San Pedro Mártir, Sierra de Juárez y el Delta del Río Colorado.

Las Regiones Marinas Prioritarias son: Ensenadense, Complejo Insular de Baja California, Alto Golfo, Isla Guadalupe, Isla San Pedro Mártir, Ríos Estacionales de Baja California–Cataviña, Sierra de La Libertad y Delta del Río Colorado.

Finalmente las Áreas de Importancia para la Conservación de Aves (AICAs) son: San Quintín, Bahía Todos Santos, Sierra San Pedro Mártir, Sierra de Juárez, Delta del Río Colorado, los Archipiélago Salsipuedes y Bahía de Los Ángeles, así como las islas San Pedro Mártir, Guadalupe, Rasa, San Jerónimo, Cedros, Coronado y Ángel de La Guarda (A los Cuatro Vientos).